viernes, 31 de octubre de 2014

“La presión de triunfar la tenían ellos”

Tras el 1 a 0 de Mi Refugio sobre Macabi en Primera A, Sebastián Litvak del equipo de Canning, contó las sensaciones de la victoria. Además aclaró que el objetivo principal es sumar más cantidad de puntos que los obtenidos en el Apertura: “La presión la tienen otros equipos”, aclaró.

¿Cómo plantearon el último partido?
Igual que siempre, intentando salir jugando, manteniendo la posesión de la pelota para que se nos abran mejor los espacios. Estábamos tranquilos porque la presión de triunfar la tenían ellos ya que no nos ganaban hace más de 3 años, estaban abajo nuestro y eran locales. El partido fue muy peleado y muy parejo, los dos equipos tuvimos pocas situaciones claras de gol y sentimos el cansancio que teníamos acumulado por haber jugado un partido durísimo con Venado entresemana, así que parecía que iba a ser un 0 a 0 clavado a menos que alguien se equivoque. Tuvimos la suerte que apareció el Tanque (Ariel Salomón) y sacó un zapatazo de otro partido. Después de ahí, aprovechamos la ventaja y paramos bien el equipo para aguantar. Tuvimos la oportunidad de liquidar con una contra pero no pudo ser.
¿Este torneo es una revancha?
Hace varios años que estamos peleando arriba y siempre nos quedamos en la parte decisiva. No sé si es una revancha, tenemos el objetivo de cosechar más puntos que el torneo pasado y poder llegar a la última fecha con chances.
Hoy se encuentran en la parte alta de la tabla, ¿Lo toman como una presión o están tranquilos?
El plantel está muy unido, somos 40 personas que tiramos para el mismo lado. Creo que la presión la tienen otros equipos. Intentamos estar tranquilos y que no nos coma la ansiedad.
¿Cómo viene siendo tu rendimiento?
Sé que no me sobra nada, así que tengo que dejar el 100% en cada entrenamiento y en cada partido para ayudar al equipo. El técnico me da mucha confianza y lo que me pide más que nada es que mantenga el orden, el equilibrio y por sobre todo que tenga personalidad dentro de la cancha.

Por Matías Chircoff.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada