lunes, 1 de septiembre de 2014

“Felicidad inmensa”

Eso es lo que siente Leandro Berubi, experimentado delantero de 33 años de Hebraica, al salir campeón con la Primera. El Tanque fue determinante con muchos goles a lo largo del Apertura y sobre la Gran Final dijo: “Fue un partido espectacular contra un gran equipo y eso le da mucho más valor a lo que conseguimos”. El 9 aseguró que sigue al menos 6 meses más.

El domingo Hebraica se coronó campeón de la Primera A al vencer por penales a Cissab en Hacoaj. El tiempo reglamentario terminó 1 a 1 y en la definición se impuso SHA por 3 a 2. Luego del encuentro Leando Berubi dialogó con Stampa y expresó lo que siente luego de sumar una vuelta olímpica más a su carrera.
“Las sensaciones son muy difíciles de explicar, sólo los que pertenecemos a este grupo sabemos lo que luchamos para conseguir el campeonato. Desde el primer día de la pretemporada nos pusimos como meta pelear por el título y gracias al esfuerzo de todos hoy es una realidad. Fue un campeonato soñado, por los partidos que ganamos durante el torneo y la final con Cissab que fue espectacular. Fue una final increíble, contra un gran equipo y eso le da mucho más valor al título que conseguimos”, manifestó el 9 de 33 pirulos.
“Más allá de los años, hoy me siento bien físicamente y en este torneo me di cuenta que todavía le puedo aportar cosas al equipo. Hoy puedo seguir jugando porque atrás hay un gran equipo, un gran grupo. Cuando volví a Hebraica el año pasado nunca me imaginé este presente, por eso quiero agradecerles a Pepe Castro y el Profe Pablo que me ayudaron para que me sintiera bien desde lo físico y lo táctico para poder ayudar a mis compañeros. Voy a seguir, al menos hasta fin de año porque mi idea es repetir todo lo bueno que hicimos”, aseguró Berubi, como para que la gente esté tranquila.
“El título se lo dedicó a Den, que es la mujer de mi vida y me banca en esta locura que tengo por el fútbol. Y a cada uno de mis compañeros, porque gracias a ellos hoy puedo sentir otra vez esa felicidad inmensa de ganar un campeonato. Para cerrar me gustaría felicitar a Cissab porque fue un rival durísimo a lo largo del torneo, que nunca nos dio respiro y nos obligó a sacar lo mejor de nosotros para llegar al objetivo”, concluyó Leandro.

Por Jonathan Steingard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada