jueves, 15 de mayo de 2014

“Tengo excelentes jugadores”

Claudio “Papi” Casares, DT de la Sub-23 de Hebraica, se mostró satisfecho con el andar de su equipo que marcha líder y le tiró flores a sus dirigidos. Además aseguró: “Representar a este club es motivación suficiente para ellos”. Con pasado en AFA y basta experiencia en el ambiente señaló: “Tienen calidad técnica de fútbol profesional”.

El Sub-23 de Hebraica está imparable. Viene de vencer a uno de sus clásicos rivales, Macabi, y se ubica en la cima con puntaje ideal con 12 unidades. Cabe recordar que este equipo mantiene un invicto de 17 encuentros, desde el año pasado, cuando se consagró campeón del Clausura, donde cosechó 11 victorias y 2 empates.
En diálogo con el director técnico, Claudio “Papi” Casares, contó cómo está viviendo el equipo este magnífico presente: “Con mucha tranquilidad y disfrutando el buen momento. Sabemos que esto recién arranca, falta mucho y nos quedan grandes rivales. Estos logros son pura y exclusivamente de los jugadores. Representar a Hebraica debe ser motivación suficiente y además saben que en el futbol todos los días se empieza de nuevo y no deben aflojar. Lo logrado hasta ahora ya pertenece al pasado”, expresó Claudio.                
Sobre cuáles son las claves para tener tan buena campaña en una categoría tan competitiva, Casares explicó: “Primero porque hay excelentes jugadores, ningún DT puede hacer nada si no tiene buenos jugadores. Los chicos  trabajan durante la semana muy bien y cada partido para ellos es una final, lo que los obliga a dar todo”.
Cabe recordar que Claudio Casares tiene un rico camino recorrido en la historia del fútbol profesional, pasando por equipos como Boca y Atlanta, entre otros. Ante esto, “Papi” manifestó qué le aporta a sus jugadores desde su experiencia: “Soy un simple orientador. Trabajo mucho sobre los errores cometidos y de concepto. Las virtudes se acrecientan. Tanto Primera como nosotros somos una sola cosa, así que con Pepe Castro y el profe Pablo Álvarez buscamos que entiendan el juego y el valor de la competencia”.
Cuando fue consultado sobre si ve a sus dirigidos tienen condiciones para jugar en el fútbol profesional, dejó en claro: “Creo que si hubiesen entrenado en equipos afiliados a AFA hoy tendrían posibilidades, por su calidad técnica y física. Por la edad que tienen hoy tendrían que trabajar mucho para equiparar a los que están en el ambiente profesional”.
Por último, Casares se refirió a los objetivos que se plantearon: ”Nuestra aspiración es que cada día se sientan orgullosos de representar a Hebraica, mejorar día a día y ser muy competitivos. Los títulos son consecuencia de demostrar dentro de la cancha que son los mejores, cosa que no es fácil por los grandes rivales que tenemos”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada