sábado, 31 de mayo de 2014

No hay corazón que aguante

La semana pasada Hebraica había empatado 4 a 4 con un gol en el final, y el viernes por la noche sucedió lo mismo. La Primera del team de Pilar igualó en cuatro con Banfield gracias a un tanto de Guido Mosenson (foto) faltando un segundo. ¡Impresionante lo de estos pibes!

El viernes por la noche Hebraica se fue hasta la cancha de Banfield para enfrentarse con un complicado rival que deambula en la mitad de la tabla. Con la idea de conseguir los 3 puntos salió el conjunto dirigido por Nicolás Noriega.
El encuentro comenzó de la mejor manera para la visita que se puso en ventaja con un gol de Elio Giupponi, pero luego el Taladro lo dio vuelta y gracias a un gol de Matías Edelstein la cuenta en la etapa inicial finalizó 4 a 2 arriba para el local.
En el complemento SHA fue con todo en busca del descuento que le permita soñar con una hazaña parecida a la de la semana pasada con 17 de Agosto. A poco del cierre apareció Matías Edelstein para convertir y cuando se moría el cotejo, faltando un segundo, literalmente hablando, Guido Mosenson se volvió a vestir de héroe y clavó el 4 a 4 que terminó siendo definitivo.
Con este puntito dulce por cómo se dio el encuentro Hebraica quedó con 16 unidades ubicado en el 6º puesto de la tabla de posiciones a 5 del primero que es Kimberley y que cuenta con un partido menos.

Foto: Hebraica Futsal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada