lunes, 12 de mayo de 2014

Nada de lo esperado

Csis y El Paraíso se vieron las caras por el torneo del Master A y no brindaron el espectáculo que todos esperaban. El resultado final fue empate 1 a 1. Ambos equipos no hicieron mucho como para quedarse con los 3 puntos.

Habituales animadores de los torneos de la categoría e históricamente protagonistas de partidos atractivos, bien jugados, ofensivos, esta vez defraudaron. No ayudaron ni el inicio del pleito 30 minutos más tarde de lo pautado, ni el reemplazo de las habitualmente impecables canchas de El Paraíso (recientemente sembradas) por una cancha auxiliar larga y muy angosta, ni el desempeño irregular de los jugadores de ambos equipos.
El equipo del Sur se puso en ventaja apenas iniciado el cotejo. Lateral sobre la izquierda de su ataque, habilitación a Bulacio que picó por detrás de los centrales visitantes desconcentrados, tiro violento y 1 a 0. A partir de ese momento, sin desplegar un juego vistoso, Csis generó al menos dos claros mano a mano entre Omar Tirabassi y el arquero local, desperdiciados por el 9 de Monte Grande.
La segunda etapa mostró la presión insistente de Csis en busca de la igualdad. A los 10 minutos, Adolfo Ferrari, que había reemplazado a Gustavo Pérez, remató de media distancia, y la pelota, tras desviarse en un defensor y descolocar al arquero local, entró junto al segundo palo. Los siguientes 20 minutos mostraron a Csis más ambicioso, en busca de la victoria, y a El Paraíso más retrasado, con muy poca llegada y sólo apostando al pelotazo largo para sus delanteros. Un centro preciso para el posterior disparo de Tirabassi que rebotó en el travesaño pudo darle la victoria a los de Monte Grande.
Los últimos minutos sobraron, muy poca luz producto del rápido atardecer tras el inicio demorado, el balón más por el aire que por el piso y el cansancio de los jugadores de ambos equipos, terminaron por deslucir un partido mediocre. Bulacio en El Paraíso, Repetto en Csis, los más destacados. El juez cumplió una tarea que puede calificarse de regular, aunque no influyó de modo alguno en el resultado final.

Por A.I.L.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada