sábado, 17 de mayo de 2014

“Feliz de la vida”

Enzo Kuzniecka debutó el viernes con la Reserva de All Boys y el pibe categoría 97 no puede ocultar su felicidad. El ex jugador de Macabi contó en dialogo exclusivo con Stampa: “Nunca me lo hubiese imaginado, más que nada porque no venía siendo titular en 6º División”. Y luego agregó: “La verdad que no sé como sigue todo ahora, jaja”.

El viernes una de las máximas promesas del fútbol de Macabi comenzó a hacerse realidad. Se trata de Enzo Kuzniecka. El habiloso mediapunta que se desempeñó en el club de San Miguel en su infancia y que participó de las Macabeadas de Brasil 2011 obteniendo la medalla dorada hizo su debut en la Reserva del Club Atlético All Boys contra Blegrano. El resultado final fue 0 a 0 y Enzito entró faltando 10 minutos. Luego expresó sus sensaciones en Stampa en una interesante entrevista.

¿Cómo fue que se dio la citación a la Reserva?
Recién había terminado de bañarme como todos los días y entra el DT de Reserva al vestuario y pregunta donde esta Kuzniecka. Y ahí me dice que iba a ir al banco de la Reserva.
¿Te lo imaginabas? ¿Pensaste que podía darse teniendo en cuenta que no venías de titular en tu categoría, la 6º División?
Nunca me lo hubiese imaginado justamente por eso. Y la verdad es que no venía contento por todo en general, porque no venía jugando, porque el club está muy mal y esto la verdad es que nunca me lo hubiese podido imaginar, que me iba a llamar solo a mí de mi categoría sin estar siendo titular.
¿Estabas pensando en dejar el fútbol o algo por el estilo?
En dejar el fútbol no, pero la verdad es que uno terminaba todos los entrenamientos todos los días con un fastidio tremendo y eso influye en todo en la vida y en el rendimiento también. Es agotador para la cabeza y después de tantas malas en el club que el DT de Reserva se haya fijado en mí antes que un montón de jugadores hasta de categorías más grandes me llena de orgullo y me levanta mucho anímicamente
¿Te imaginás porque pensó en vos y no en otros?
Las primeras fechas quizás me destaqué por los goles y creo que nadie de All Boys tiene 4 goles y cuando me tocó entrar lo hice muy bien, siempre con mucha confianza aunque el DT decida llevarme al banco. El técnico de Reserva me imagino que pensó que estaba en un buen momento y podía ser el momento para mí, aunque yo nunca me lo hubiese imaginado.
¿Y cuando entraste como te sentiste?
Me sentí bárbaro, entré muy tranquilo. Todos me apoyaron muy bien y la verdad que en ese ratito que jugué me salieron las cosas bien y me pone muy contento porque me siento a la altura. No puedo creer lo que paso todavía.
¿Y el vestuario? ¿Cómo fue eso? ¿Dónde te sentaste? ¿Cómo te trataron tus compañeros?
Llegué, me senté ahí entre todos, normal. No conocía a casi nadie pero me trataron bárbaro desde el principio. Terminó el partido y todos me felicitaron en el vestuario, me saludaron, me dijeron que había debutado muy bien y yo estaba feliz de la vida.
¿Y ahora? ¿Cómo sigue todo?
La verdad que no sé como sigue. El lunes veremos. Yo me imagino que seguirá todo igual o no sé. La verdad no tengo idea.

Por Jonathan Steingard.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada