jueves, 16 de enero de 2014

“Nos dio la mano a cada uno”

Se llevó a cabo el histórico encuentro entre Javier Veinberg, Presidente de FACCMA, y el Papa Francisco en Roma, Italia. El máximo exponente de la iglesia recibió a la delegación argentina en su residencia de Santa Marta y luego de conocerlo el Colo expresó: “Tiene una humildad y una paz que impacta”.

El 16 de enero del 2014 pasó a ser un día histórico para la colectividad judía. Es el día en el que el Papa recibió por primera vez a los máximos exponentes de nuestra comunidad y lo hizo en su casa que posee en Santa Marta. Entre los presente estuvieron Javier Veinberg, Presidente de FACCMA; Julio Schlooser, Presidente de la DAIA; Waldo Wolff, Vicepresidente de la DAIA; y Claudio Avruj, Presidente del Museo del Holocausto y Subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno Porteño entre otros.
Toda la delegación argentina que fue hasta Roma para conocer a Francisco le entregó un presente después de saludarlo y cruzar algunas palabras con él. Luego hubo tiempo para el almuerzo que tuvo el llamativo detalle de que fue todo comida kosher, incluso la del Papa. Al final se hizo una mesa abierta en donde todos charlaron de forma amena y hasta se cantó el conocido tema em hebreo “Hine ma tov uma naim”.
En dialogo exclusivo con Stampa Javier Veinberg, Presidente de la Federación, desde Roma y tras el encuentro le confió al diario más leído de la comunidad sus sensaciones: “El Papa pasó por delante de todos, nos dio la mano a cada uno y todos le pudimos decir alguna cosa. Yo le entregué el libro de oro de las Macabeadas y le comenté que gracias a las publicidades que había en ese libro muchos deportistas pudieron financiar su pasaje”.
Además, el Colo le contó sobre lo que hace en Argentina y lo que tiene en mente para el futuro: “Le dije que trabajaba en una Federación deportiva y que vamos a seguir trabajando para que los chicos puedan seguir educándose a través del deporte. Realmente fue una experiencia increíble”.
A su vez, Veinberg y Bergoglio coincidieron en que el deporte es un conductor educativo. “La humildad y la paz que tiene impacta”, aseguró Javier luego de verlo frente a frente y poder conocerlo más de cerca. Un privilegio que pocos tendrán.
“Quiero agradecer también al Congreso Judío Latinoamericano que hizo esto posible y en especial a su Director Ejecutivo, Claudio Epelman”, señaló el máximo referente de la Federación de la Argentina que se mostró feliz en un día que sin dudas quedará en la historia.

Por Jonathan Steingard.

Más imágenes del encuentro:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada