martes, 21 de enero de 2014

“Me puse a llorar”

Así se puso Daiana Salomón cuando se enteró que su querido Mi Refugio iba a tener cancha de césped sintético. La jugadora de hockey del Verde expresó: “Agradezco a todos los que hicieron que este sueño se haga realidad”. Arranca una nueva etapa en el team de Canning.

¿Cómo está viviendo el mundo del hockey el tema de la cancha de césped sintético?
Con mucho entusiasmo. Para muchas de las que jugamos en el country y que el Verde es gran parte de nuestras vidas es un sueño hecho realidad. No sé cómo se estará viviendo todo esto por el country porque me fui de viaje hace un mes, todavía no la habían empezado. Me enteré por una foto que me mando mi papá y me puse a llorar instantáneamente.
¿Crees que es el primer paso para apuntar a algo mucho más serio?
Seguro que sí. Es un gran paso y hay que estarle eternamente agradecidas al country por esto.
¿Te imaginabas hace unos años que esto sería posible?
La verdad que no. Hasta que no se hizo la asamblea en la que se votó a favor no pensaba que en el medio del paraíso verde podría haber una cancha de sintético.
¿Y ahora como viene el tema? ¿Piensan en refuerzos o todavía no se habla de eso?
Yo creo que esto del sintético va a motivar a muchas a arrancar de nuevo. Pero se hablará con el cuerpo técnico en febrero cuando arranquemos la pretemporada.
¿Cuál es el objetivo de cara al futuro? ¿Seguir los pasos de clubes como Macabi, Hebraica, Hacoaj y Cissab y crecer en el Metropolitano?
El objetivo es crecer como equipo para así poder escalar en lo que es el torneo Metropolitano.
¿Te gustaría decir algo más?
Que les agradezco de parte mía y de todo el equipo a todos los countristas que hicieron que este sueño se nos haga realidad.

Por Jonathan Steingard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada