viernes, 11 de octubre de 2013

“Es un placer verlas jugar”

El andar de Macabi en la E1 es perfecto y el DT, Mariano D´Onofrio, se mostró feliz con el hockey que muestra su equipo puntero. Además, la goleadora del team de San Miguel, Carolina Gluch, sin ningún temor agregó: “Quiero conseguir el ascenso”. Este sábado se miden contra San Martin C en casa.

En el último fin de semana el conjunto de San Miguel empató 2 a 2 con GEBA en un encuentro de alto vuelo y el entrenador dio su punto de vista de cómo vio al equipo en exclusiva para Stampa: “El análisis del partido contra GEBA es positivo. Llegamos con mucha ansiedad y nervios. Teníamos en claro que era un partido más que importante. El encuentro tuvo momentos buenos y malos de juego pero la sensación de presión y ansiedad nos favoreció. Aunque intentamos conseguir los tres puntos todo el partido, el empate fue bien recibido. En nuestro proceso estos partidos son los más lindos de jugar. Dejamos la victoria para los playoff”.

Tras la igualdad con el escolta de la E1, el team macabeo se enfrentó el lunes por la noche contra CASI donde goleó por 7 a 2. Carolina Gluch, que marcó 4 tantos en dicho encuentro, contó cuales fueron las claves de semejante victoria: “Creo que pudimos mostrar nuestro juego, lo hicimos bien en equipo como sabemos, atacando, defiendo. Todas dejando todo. Y demostrando que es lo que estamos buscando, que lo venimos buscando desde principio de año. Estamos a tres fechas del final y no hay que aflojar”.

Siguiendo con el análisis, D´Onofrio manifestó sobre sus dirigidas: “Lo que más destaco de este grupo es la intensidad, la garra y la entrega que tiene”. Y expresó que cambios ve desde que está en Macabi: “Es difícil hablar solo de este año. Cuando llegué al equipo jugábamos en pasto natural. Hoy me siento en el banco de suplentes y veo un equipo que ha aprendido mucho. Les gusta jugar a este deporte y no se rinden por nada. Es un placer verlas jugar”.

Mariano no escatima en halagos para las chicas macabeas y a su vez, se sinceró al decir que no imaginaba un presente así: “Si bien soy consciente de tener uno de los mejores equipos de la E, nunca proyecté que nos depararía este torneo. Somos un equipo muy joven y con poca experiencia por lo que nos mantuvimos firmes en nuestro proceso: crecer, aprender y jugar. Paso a paso nos fuimos consolidando y construyendo este presente. Y vamos a seguir de esta forma hasta el final”.

La pequeña delantera que es infalible frente al arco y que ya convirtió 24 goles en el año, cree que a pesar de tener una buena ventaja en la recta final, todavía falta: “No hay nada dicho. Hay 9 puntos  en juego. Es verdad que es una gran diferencia y es importante, pero hay que jugar cada partido, que son finales, y todavía no hay nada dicho. Jugaremos como siempre hasta la última fecha dejando todo”.

Desde afuera las cosas se ven, se sienten y se viven de otra manera. El DT de Macabi, con un dejo de emoción y alegría, expresó lo que generan en él las chicas cuando se desempeñan en el verde césped: “Felicidad, cuando son felices dentro y fuera de la cancha. Ansiedad, de que lleguen los sábados para verlas jugar. Nervios, de que salgan las cosas lo mejor posible. Impotencia cuando no salen. Locura cuando llega el gol o la atajada. Y placer, cuando están todas unidas. Solo para agregar tengo mi agradecimiento a las chicas por dejarnos, a mi compañero Cholo y a mí, guiarlas y enseñarles no solo cuestiones de juego, si no también valores de equipo”.

La chance de subir de categoría está más intacta que nunca y nadie la quiere dejar pasar. Es más, Carolina ya se imaginó ese momento: “Ya se me cruzó por la cabeza la vuelta y el ascenso. Lo sueño desde hace mucho. Estoy desde chiquita en este club, soñaba con jugar en Primera, llegué y ya está. Lo que quiero ahora es cumplir eso que tanto esperé. Ascender con Macabi”, se ilusionó la 9 dejando en claro que el grupo quiere jugar la próxima temporada en la D. Este sábado se medirán contra San Martin C en San Miguel.

Por Jonathan Steingard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada