jueves, 23 de mayo de 2013

“Esto no tiene precio”

Gabriel Edelstein volvió de la gira por Japón con la Selección Argentina de futsal y en una entrevista exclusiva con Stampa habló de todo: La experiencia del viaje, su reacción cuando se lo dijeron, su familia, su historia y su presente. “Gracias a todos los que me acompañan día a día”, expresó el Pájaro. Nota imperdible.

Uno de los mejores jugadores del futsal de Hebraica y de la colectividad judía, Gabriel Edelstein, retornó al país tras el viaje a Japón con la Selección Nacional de AFA en donde se disputaron dos amistosos. En el primer encuentro ingresó en el complemento, mientras que en el segundo no tuvo minutos en cancha. A pesar de eso, el Pájaro se mostró más que feliz por su inclusión en la lista final y con mucha alegría manifestó sus sensaciones en Stampa.

¿Cómo fue la experiencia de la gira por Japón? ¿Qué me podes contar de eso?
La experiencia es única, las sensaciones que uno vive viajando con la Selección no se compara con nada. Tuve la suerte de viajar al Grand Prix en el 2011 y siempre deseaba que me toque de nuevo, ya que es un orgullo enorme vestir la celeste y blanca, entrar a una cancha llena de gente, cantar el himno. Son cosas que no tienen precio.

¿Te lo imaginabas o te tomó por sorpresa? ¿Cómo fue que te enteraste y cual fue tu reacción?
Los entrenamientos empezaron el 4 de abril y ya se sabía que viajábamos el 11 de mayo, así que uno entrena dejando todo para poder estar en la lista, y uno siempre desea estar pero bueno a veces se da y a veces no. La lista la dio 5 días antes de viajar y la reacción fue una de las más raras que me tocó pasar ya que cuando dieron la lista mi nombre estaba, pero el de mi hermano Mati, que también estaba entrenando, no. Entonces la sensación fue de tristeza porque no podíamos viajar los dos, pero a la vez sabiendo que el sacrificio había valido la pena para poder formar parte nuevamente de la Selección Nacional

¿Tuviste algún momento en estos 10 días para pensar un poco lo que conseguiste? Semejante viaje a Japón con la Selección Nacional de futsal...
Siempre uno tiene un momento donde frena un rato y piensa donde está. Y si, tuve esos ratos y la verdad que cuando era chico tenia sueños como todos, y al pasar los años los fui cumpliendo. A decir verdad nunca pensé que podía llegar a viajar a Japón con la Selección Nacional, pero el sacrificio y las ganas que uno pone cuando va creciendo, si uno lo hace decidido y con un objetivo, las cosas se dan. Hay dos palabras que siempre me acompañaron en mi vida que fue un mensaje de mi tía Norma que me hizo decir: “Yo puedo”. Pero volviendo al punto, es algo increíble que me está tocando vivir y que lo disfruto a pleno porque me llena de orgullo.

¿Cuáles fueron los momentos en que te sirvió esa frase de "yo puedo"? ¿En que momentos quisiste dejar todo y no podías más?
Cuando estuvimos dos años en futsal con Bami. Hubo momentos muy difíciles donde perdíamos todos los partidos y las cosas era complicadas, pero esa frase siempre ayudó en mi cabeza para estar con todo, porque si uno está mal, eso contagia y es peor. Pero volviendo más atrás en el tiempo, mis viejos lo saben mas que nadie, no era simplemente ir a jugar y nada más, y por eso siempre voy a estar agradecido con ellos porque me acompañaron a todos lados y lo siguen haciendo hasta el día a de hoy, pero eso solo lo saben los que me conocen.

¿Qué te gustaría decirles a esas personas que te acompañaron siempre? Tu familia y amigos cercanos...
¡Simplemente gracias! Porque sino fuera por ellos no seria la persona que soy hoy, así que gracias. Y agradecer a mi novia Michelle que también me acompaña en todo.

¿Qué anécdota me podés contar del viaje? ¿Te pasó algo llamativo por estar en Japón o que tipo de cosa te sorprendió?
Anécdotas hay muchas, jaja. Pero las cosas más graciosas fueron por el idioma ya que inventábamos palabras en inglés con la intención de que nos entendieran. Como por ejemplo, en vez de decir the card (para la tarjeta del hotel) uno de los chicos le dijo a la recepcionista si le podía dar “the tarjet”, jaja. Y cosas que me sorprendieron, la limpieza del país, la gente muy educada y siempre intentando que tengamos todo y no nos falte nada.

¿Te sentiste una estrella? Por la forma en que te cuidaban y atendían...
Estrella no, pero lo que uno siente es el profesionalismo con que se manejan todos. Desde el técnico hasta el utilero que tratan de que no nos falte nada y solo nos preocupemos por hacer lo nuestro que es jugar.

¿Qué me podes contar de Cani (Luis Sassón), que viajó con vos y ya lo conocías de compartir equipos tiempo atrás?
Cani es un fenómeno tanto como persona como profesional. Compartimos Macabeadas juntos como también en Bami cuando estuvimos en AFA. La verdad que lo aprecio y admiro mucho ya que es un ejemplo a seguir.

¿Te gustaría agregar algo más?
Gracias a todos los que me acompañan día a día y felicitaciones a ustedes por la página que sigue creciendo cada vez más.

Por Jonathan Steingard.

Foto de la Selección de futsal:


Foto de Edelstein en el estadio:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada