jueves, 14 de febrero de 2013

“Encontré una pasión”


Susana Firszt, jugadora de tenis de Csis, desde hace varios años que hace este deporte y con sinceridad contó: “Me da mucha alegría jugarlo”. Sobre las expectativas y objetivos expresó que las prioridades son las Macabeadas de Israel y que sueña con “llevar a su equipo a Primera”.

La tenista del club de Monte Grande, Susana Firszt, analizó el presente que está atravesando a nivel deportivo: “El equipo de Csis es muy particular. Como pequeña institución tenemos en su mayoría jugadoras que son adherentes deportivas. Como grupo es espectacular, somos más amigas que compañeras de juego, salimos juntas, compartimos cenas, cumpleaños, entrenamos una vez por semana y todas nos quedamos a un tercer tiempo. En la cancha por fecha juegan solo seis, pero la que no juega viene a ver igual, alienta el equipo, y eso que casi todas trabajamos y se juega generalmente martes o miércoles”, expresó. Además, contó lo que es tener más que un vínculo deportivo: “El hecho de que seamos amigas fuera de la cancha influye lógicamente. Cuanto mejor te llevas mejor funcionas”.

Desde hace unos años que Firszt se está desempeñando en el deporte del polvo de ladrillo, dejando de lado el paddle, y explicó sus motivos: “Encontré en el tenis una pasión, me da alegría jugarlo, me da opción de crecimiento, tratar cada día de lograr mejor técnica, y mejores resultados. Principalmente tratar de superarme a mi misma”, se sinceró. Pero no conforme con lo deportivo, Susy disfruta de lo que le deja el tenis, más allá de todo: “Conocí mucha gente, muchas mujeres que después me encuentro en diferentes ámbitos. Imaginate, hasta en un shopping en Brasil me encontré con una chica de Cissab, jaja”.

Además de darle a la raqueta en Csis, tiene un doble rol, cumpliendo con el deber en FACCMA: “Después de participar de una Macabeada, charlé con Sergio Dessal, que me llamó por teléfono y me invitó a participar en la mesa de tenis. Fui un par de veces, me gustó y ahí empecé a laburar. Después me invitaron si quería ser parte de la Comisión Directiva, con aprobación del Csis y acepté. La mesa de tenis es muy abierta, muy democrática. Todos laburamos, discutimos, planteamos inquietudes, se votan, se debaten las decisiones, se escucha a todos los que quieran hablar, y si hay alguna carta, queja, o lo que sea se les da a todos el derecho a replica”, explicó Susy, y continuó: “Estoy aprendiendo muchas cosas. La mesa de tenis con sus quilombitos, discusiones, y respetando las diferentes opiniones funciona muy bien. La verdad que a mi entender el Secretario, Diego Wajenrauch, es muy criterioso. Eso es muy importante. No sentí nunca que una institución chica tenga menos peso que una grande, al menos en tenis”.

Ya palpitando lo que se viene, la jugadora de Csis contó los objetivos que tiene en mente: “Como primero y principal están las Macabeadas en Israel. Hay varios tenistas argentinos en el cual creemos tener grandes expectativas en cuanto a resultados ya que en Brasil supieron conseguir logros. Creo que superaremos la cantidad de tenistas que participaron en los Panamericanos de San Pablo, eso en cuanto a lo internacional”. Apuntando más al plano local e institucional, Firszt aseguró: “Esperamos poder armar las categorías nuevas, que se sigan sumando equipos. En tenis femenino hay casi 40 equipos, con un promedio de 15 jugadoras cada uno. Es un lindo número de mujeres compitiendo todas las semanas”.

Por sobre todas las cosas, Susana no quiso del club de sus amores: “Con relación al tenis en Csis, mi objetivo y el del equipo es afianzarnos más en la categoría. Año a año es más competitivo. Queremos poder posicionarnos en lo más alto y poder llegar a Primera”, concluyó la tenista que sueña con llevar a su club a la cima.

Por Jonathan Steingard.

Fotos del equipo de tenis de Csis:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada