jueves, 3 de enero de 2013

“No voy a seguir en Barkojba”


Tras debutar en la Primera de Colegiales hace más de un mes, Sebastián Jurberg confirmó que no continuará jugando en Barkojba. Además, contó en detalle sus sensaciones del día que entró por primera vez y agradeció a todos, en especial a su familia.

¿Cómo te preparas para esta pretemporada que comienza?
Bien, nos dieron una rutina para no perder el estado físico y la hice toda para llegar diez puntos a la pretemporada y poder pelear un lugar en el plantel de Primera.
¿Te ves con más chances de como terminaste la primera rueda?
La verdad es que estoy pasando el momento más importante de mi carrera. Me subieron al plantel de Primera hace poco más de dos meses y nunca imaginé que se me iba a dar la chance de jugar tan rápido, pero por suerte pude hacerlo y ahora tengo otros objetivos de cara a este semestre que son asentarme como jugador profesional y poder jugar más partidos.
¿Cómo fue el día del debut?
El día más feliz de mi vida. Me llamaron la tarde anterior porque un compañero no pudo estar por una lesión y me dijeron que estaba convocado. No lo podía creer. Hasta el momento en el que salí de mi casa para el estadio tuve una ansiedad enorme, llegué primero, 15 minutos antes de lo que tenía que estar. Y cuando salí al campo de juego me temblaban las piernas, jaja. Por suerte el partido se dio ideal para que el DT me pueda poner y faltando 10 minutos me llamó y me dijo que piense en todo lo que había hecho para llegar a ese momento y que lo disfrute. Por suerte fue así, entré, jugué 10 minutos, los disfruté y ganamos.
¿Y el día después? ¿Qué repercusiones tuvo?
La verdad que todas positivas, me felicitaron todos mis compañeros, mis amigos estuvieron siempre conmigo al igual que mi familia, y fueron todas felicitaciones y alegría.
¿Hubo festejo especial?
No demasiado, esa noche vinieron mis amigos de Barkojba a comer a casa unas pizzas, pero no más que eso.
¿Vas a seguir jugando en Bk en este año teniendo en cuenta tu gran presente en Cole?
No, lamentablemente no van de la mano. Amo al club y a la gente que esta ahí, pero si me quiero dedicar al fútbol profesional no puedo arriesgar mi físico jugando en FACCMA. Les deseo lo mejor a los chicos y siempre que pueda ir a verlos iré, pero siempre de la línea para afuera.
¿Ya lo hablaste esto con ellos? ¿Están al tanto de la situación?
Si, mis amigos lo saben hace mucho esto, siempre supieron que yo jugaba en Bk mientras el futbol de AFA valla mal, pero saben que ahora que las cosas me están saliendo no hay posibilidad de seguir. Y me apoyan en mi carrera y mi sueño.
¿Tu vida cambió en algo desde tu debut en Primera?
No y si. Por un lado sigo siendo el mismo, mis amigos son los de siempre, mi familia es la misma y los quiero a todos, pero cambió en sentido de que llegue a cumplir el sueño por el que peleo desde que tengo 6 años y no todos pueden hacer eso. Yo por suerte hago lo que me gusta y si dios quiere voy a poder vivir mucho tiempo de esto.
¿Si te dieran un espacio para agradecer a la gente que te apoyo, de quien te acordarías?
Hubo mucha gente en mi camino, principalmente de mi familia, mi papá, mi mamá y mi hermana que me acompañaron siempre y se bancaron todas. Pero dentro del fútbol le quiero agradecer a Fabián “Pepe” Castro y su hermano, “Pucho” Castro, que son quienes me empezaron a formar en Estrella de Maldonado cuando era chico. Después pasaron muchos técnicos por mi carrera y de todos conservo algo pero principalmente me quiero acordar de ellos y agradecerles.
¿Te gustaría agregar algo más?
Simplemente decir que estoy muy feliz del momento que estoy pasando. También desearles buen año a ustedes y a todos los que leen Stampa.

Por Jonathan Steingard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada