jueves, 3 de enero de 2013

“Motiva que sea en Israel”


Magalí Blumental, jugadora de la Open de fútbol femenino que participó de los Panamericanos de San Pablo, se ilusiona con el proceso dirigido por Leonardo Ladino y con poder jugar una Macabeada Mundial.

¿Qué balance se hace del año que pasó en fútbol femenino?
El balance es muy positivo, ya que fuimos reconocidas por FACCMA y recibido una mención por eso, sumado a que nos brindaron un espacio para poder hacer torneos y difundir el proyecto lo que permitió que muchas chicas nuevas se sumen al futbol y se presenten para formar parte del equipo que viaja a las Macabeadas de Israel.
¿Cómo venís con la Selección dirigida por Leo Ladino?
A muchas de las chicas las conozco, a otras no tanto, pero vinieron bastantes chicas nuevas, lo cual suma mucho también al equipo. Leo tiene mucha experiencia y todas, claro que me incluyo, tenemos muy buenas expectativas y confiamos que el va a poder hacer un buen trabajo con el equipo. Por ahora a entrenar, jeje.
¿Cuál es el mensaje que les manda el DT? ¿Sobre que hace hincapié?
Por mi parte lo que sentí es que como en todo equipo que pretende funcionar correctamente y lograr los objetivos y metas cumplidas, debemos entender que este es un trabajo en donde todas tenemos que poner garra. Todas las partes hacen el todo y cada una de nosotras es una parte que hace al equipo. Todas somos importantes. En cuanto a eso desarrollamos los entrenamientos, los métodos para juntar plata para que todas podamos viajar. Todo lo que incluye al equipo.
¿Motiva este proyecto? ¿Cómo ves al grupo?
El hecho de que sea Israel el destino, de que sea un Mundial, ya motiva. Leo le pone muchas pilas y tenemos muchas ganas de viajar. Es mucha plata, eso es quizás lo que más complicado hace al momento de poder estar o no adentro. El grupo tiene muchas edades diferentes, tal vez eso hace que afuera de la cancha no sea un único grupo, pero todas bien sabemos que un equipo es un equipo y adentro somos una familia.
Estuviste en el proceso de los Panamericanos de San Pablo y formás parte de este. ¿Cómo ves a uno comparado con el otro?
Creo que cada torneo es diferente porque el cuerpo técnico es diferente, el equipo también, el torneo en si mismo. Pero creo que a la vez tienen mucho en común, un equipo es una familia, todos tienen un rol, todos están unidos, y defendés a tu familia como a nada. También tuve la posibilidad de verlo desde distintos puntos, porque en los Panamericanos de San Pablo yo quedé en la lista de espera y luego me confirmaron que viajaba, pero ahora quedé de una dentro del plantel, y se vive diferente.
¿Te sentís más parte ahora que en Brasil?
La verdad que no. El equipo que viajó a San Pablo fue increíble. Las chicas nunca me hicieron sentir menos, sino que me motivaban, lo cual me hacia sentir muy bien.
¿Te gustaría agregar algo más?
Aprovecho para agradecer a todas las personas no solo de FACCMA sino todos aquellos que apoyan el fútbol femenino, que nos motivan desde donde pueden, nos bancan para que sigamos con este proyecto adelante, con nuestro sueño de viajar y lograr una medalla. Y gracias a ustedes por seguirnos.

Por Jonathan Steingard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada