miércoles, 16 de enero de 2013

“Me preparo con todas las ganas”


Matías Waldszan, jugador de la Selección Argentina de tenis de mesa que se presentará en las Macabeadas de Israel a mitad de año, ya palpita lo que será el máximo acontecimiento deportivo a nivel mundial y marcó el camino: “El objetivo es tener un buen desempeño”. Además, hizo un balance de su año y carrera.

¿Cómo fueron tus comienzos en el tenis de mesa?
Mis comienzos fueron en abril del 2009, cuando yo tenía 11 años. Arranqué en el Circuito TMT, porque un día tuve un cumpleaños en el Club Náutico Buchardo y había un torneo. A mi me encantaba jugar al ping pong.  En mi casa tenía una mesa, jugaba con mi familia o con mis amigos. Ese mismo día consulté al organizador de Buchardo, Nicolás Linenberg, cómo hacer para registrarme y comenzar a jugar. En los primeros torneos que jugué, me costó mucho adaptarme al nivel, pero me gustaba ir para pasar un sábado o un domingo divirtiéndome. Un mes más tarde, en mayo, me enteré que este deporte se entrenaba, así que busqué un club para hacerlo. Mi primer club fue Rioja de Avellaneda, donde me trataron muy bien, Carmen y Paula Fukuhara, mis primeras entrenadoras. También pasé por Sol Argentino, ya que con mi papá vivo en Valentín Alsina. Luego estuve en 25 de Mayo cuando mi mamá se mudó a Olivos, me quedaba cerca. Después me mudé a Belgrano y actualmente estoy en River Plate, ya hace un año, y tengo pensado quedarme por mucho tiempo más. Quiero aprovechar también para agradecer a Patricio Nizetich mi entrenador en 25 de Mayo, y a Juan Pablo Remón mi actual entrenador con el cual tengo una muy buena relación tanto adentro como fuera del entrenamiento. Por último quiero agradecerle a mi viejo, que me banca y me lleva siempre a todos lados, que siempre cuando le pedí algo me ayudó, que cuando tuve un bajón de dejar el deporte fue el que me dijo que tenía que seguir, y porque siempre estuvo para darme una mano.
¿Cómo definirías tu estilo de juego?
Mi estilo de juego lo definiría como un bloqueador. Creo que soy un jugador que contraataca, pero espera el momento justo para hacerlo.
¿Cuántas horas y días por semana entrenás?
Durante el año entreno 5 veces por semana, donde hago dos horas y media de mesa y una hora de físico. En la pretemporada, como ahora, entreno 6 días a la semana, donde hago dos turnos de mesa de 2 horas y 1 hora de físico al final del día.
¿Qué es lo que más y menos te gusta del deporte?
Lo que más me gusta del deporte es el ambiente que hay en cada torneo Metropolitano, Nacional e Internacional. Todos somos compañeros y algunos muy amigos. Eso es muy importante para el desarrollo y crecimiento del deporte. Lo que menos me gusta de todos los deportes, entretenimientos y juegos, es perder. De chiquito no lo podía controlar, no me gusta perder ni a la bolita, y a veces, me frustro demasiado y eso no es bueno.
¿Cuáles fueron tus principales resultados en el 2012? ¿Qué esperás para este 2013?
Fui campeón Nacional Sub-15, campeón en la Copa Ciudad, campeón en Equipos Sub-15 con River Plate. También subcampeonatos en Sub-18 y Primera en un Grand Slam, y subcampeonatos en Equipos Sub-18 y Primera División. Todo eso me ayudo a subir a Dh. Quiero agregar que en el 2010 conseguí en mi primer torneo Nacional el subcampeonato Sub-13, en la Ciudad de Mendoza. Luego en 2011 también volví a salir segundo pero en Sub-15. En este 2012 la tercera fue la vencida y me pude sacar la mala espina de quedar subcampeón, fue un objetivo que costó pero que lo pude lograr. Por último sobre mis resultados quería agregar que siempre gané el Metropolitano por Equipos en menores. En el 2010 logré junto a Juan Manuel García en Rioja salir Campeones en Sub-13, el 2011 junto a Federico Cherny en 25 de Mayo logramos el campeonato en Sub-15, y por último en el 2012 logré el campeonato en Sub-15 junto con mi compañero de River, Félix Ponieman. Para el 2013 estoy muy motivado, ya que estoy clasificado al Campeonato Sudamericano Sub-18 en abril. Tengo bastantes desafíos y campeonatos que afrontar como todos los años. Espero hacer las cosas lo mejor posible, creo que si me focalizo en el desempeño los resultados vienen solos.
¿Qué sentiste cuando actualizaron el ranking de FETEMBA y te viste en División de honor?
Sentí una felicidad inmensa. Nunca me imaginé algo así, estoy en mi mejor momento. Cuando arranqué a jugar el sueño siempre fue llegar a esto, y lo logré. Con ayuda de mi familia y de mis amigos, con el sacrificio de entrenar, de no bajar los brazos, pude conseguir el primer sueño y espero alcanzar muchos más para lo que viene.
¿Cómo te preparás para las Macabeadas de Israel?
Me preparo con todas las ganas, igual que para todos los torneos. Todos sabemos la magnitud que tienen unas Macabeadas. Yo ya participé de unas Panamericanas, en San Pablo, donde se consiguieron 9 medallas junto a mis amigos y compañeros Ariel Gurevich, Federico y Sebastián Cherny y mi primo Dylan Waldszan. Son muy emocionantes, ver a la hinchada de Argentina saltando, festejar año nuevo en esa oportunidad fue una experiencia muy buena y linda para mí. Espero que en las Macabeadas Mundiales de Israel puedan venir muchos compañeros y amigos más, que podamos conseguir el mejor resultado posible, y en lo individual, espero dar lo mejor posible de mí y dejar todo por Argentina. Tener un buen desempeño es el objetivo más importante.

Por Gabriel Zaretzky.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada