jueves, 1 de noviembre de 2012

Durmieron a todos


Un pobre partido que terminó en empate en cero fue el que se vivió en Mi Refugio entre el local y Venado. Pocas jugadas se pudieron rescatar por la falta de juego e ideas. La visita terminó con 10 por la expulsión de Mariano Mizrahi.

Pudo haber sido el calor que haya tapado las máximas virtudes de los jugadores de ambos equipos, que se sumergieron en un sin fondo de mal fútbol y aburrieron a todos con un amargo 0 a 0. La constante imprecisión, falta de juego y fricción en el medio hicieron que la igualdad que aparentaba desde el comienzo del juego se mostrara en el resultado final.
Durante el primer tiempo fue Venado el que supo complicar más, a través de jugadas que no llegaron a destacarse, salvo el disparo del capitán Eric Beresten que terminó rozando el travesaño. Sin embargo, de a poco el ritmo de juego empezó a ser más parejo pero siempre con un poco más de peligro por parte de la visita, que utilizaba la potencia de su delantero para complicar a la defensa de Refugio.
Por parte de Mi Refugio podía destacarse más una individualidad que una jugada colectiva. Una gran maniobra personal con posterior remate de Gastón Soifer asustó al arquero rival ya que, sin nada que hacer, miró cómo la pelota se estrellaba contra el palo.
Lamentablemente el encuentro fue muy aburrido y las oportunidades para anotarse en el marcador por parte de ambos equipos fueron casi nulas. La expulsión de Mariano Mizrahi por una falta sin pelota y algunos remates de media distancia fue lo más destacado del complemento, que solo sirvió para ver los problemas de ambos conjuntos que buscaban, sin saber cómo, el gol de la victoria.
Este resultado dejó a Mi Refugio en la sexta ubicación con 13 puntos y la próxima jornada deberá visitar a Macabi La Plata,  mientras que Venado, que la siguiente fecha tendrá libre, se encuentra un puesto más abajo con 12 unidades.

Por Brian Hirsch.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada