martes, 16 de octubre de 2012

“Todavía no caigo”


Carolina Gluch, jugadora de hockey de Macabi, aun sorprendida con todo esto, partió hacia Neuquén representando a Buenos Aires en el Torneo Regional que se disputará en Neuquén. La gira durará hasta el próximo lunes y el jueves a la mañana debutarán contra Chubut.

Una de las máximas promesas del hockey macabeo se está empezando a convertir en realidad. Carolina Gluch que lleva marcados más de 200 goles en los últimos dos años, fue seleccionada entre las mejores de todo Buenos Aires para representar a la provincia en el Torneo Regional que se llevará a cabo en Neuquén.
La Selección de Buenos Aires se enfrentará contra sus pares de La Pampa, Rió Negro, Pampa Norte, Chubut y el organizador Neuquén. Un total de seis equipos que se medirán en un todos contra todos y los dos mejores disputarán la final el domingo para definir al campeón.
El equipo de Gluch comenzará con los partidos el jueves a las 8 de la mañana contra Chubut. Luego tendrá otro encuentro por la tarde, otros dos el viernes, uno el sábado y el domingo es el día en que se llevará a cabo el encuentro decisivo entre los dos finalistas.
Las chicas estarán concentradas en el hotel Círculo de Suboficiales de Gendarmería Nacional desde el martes hasta el domingo por la noche, momento en el que armarán las valijas y pegarán la vuelta a casa. Recién el lunes por la tarde estarán en Buenos Aires.
Sobre este gran momento que está viviendo, Gluch expresó muy emocionada: “Realmente no lo puedo creer. Después de muchísimo esfuerzo y tantos intentos se me dio. Pase lo que pase en Neuquén ya para mi viajar y representar a mi provincia es una sensación inexplicable”.
Sin embargo, la delantera de Macabi intenta tomarlo con calma: “Estoy orgullosa y siempre se sueña con representar a la Selección Nacional, pero de a poco, paso a paso y disfruto del ahora que todo esto está pasando por algo y no son cosas que se viven todos los días”.
A su vez Carolina no quiso olvidarse de nadie: “El hockey a mi me dio todo, pero siempre estoy acompañada de mi familia, mis amigos, mi equipo, mis entrenadores, la gente macabea. Te juro que no se como decírtelo. No me lo puedo imaginar, todavía no caigo”.
El hecho de estar en el mismo equipo de Macabi con su gente y familia es algo que la atacante valora mucho: “Creo que jugar al deporte que uno ama es increíble, pero poder hacerlo con mi hermana Julieta y mis amigas, es lo que más feliz me hace”, concluyó Gluch con una sonrisa.

Por Jonathan Steingard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada