lunes, 10 de septiembre de 2012

“Una alegría enorme”


Martín Perelman, de pasado por Barkojba y Hebraica, hoy se está desempeñando en Sportivo Italiano, en la Primera C del fútbol de AFA. El sábado el conjunto azurro le ganó el clásico a Deportivo Español y el defensor fue titular. Tras el encuentro expresó sus sensaciones y objetivos.

El fútbol de AFA es un ambiente complicado, difícil y para muchas personas se puede tornar tan intenso que les cuesta saber llevarlo. Pero nada de esto le sucede a Martín Perelman, que tras su paso por Berazategui fichó para Sportivo Italiano, conjunto que milita en la Primera C y que este año descendió de categoría.
El arranque para el equipo azurro no fue el mejor, tanto que el entrenador, la Vieja Reinoso, fue removido de su cargo envuelto también en problemas con los barras del club. A pesar de todo, Perelman volvió al equipo titular en el clásico contra Deportivo Español de este sábado, tuvo un buen desempeño y el team triunfó por 1 a 0.
Después del partido, el defensor que jugó en Hebraica y Barkojba dentro de la cole, y en clubes como El Porvenir, Centro Español, Yupanqui, Hapoel Tel Aviv y Hapoel Bersheva en el mundo profesional, dialogó con Stampa y contó como es su estilo de vida.

¿Cómo fue jugar de titular en el clásico contra Español y encima ganarlo?
Fue una alegría enorme porque había perdido el puesto después de la segunda fecha y volver justo en el clásico fue bárbaro. Ganarlo fue increíble. Ver festejar a toda la gente de Italiano y sobre todo a los compañeros que veníamos sufriendo mucho.
¿Qué se te cruzó por la cabeza apenas terminó el partido y el triunfo era un hecho?
Mi novia y futura esposa, Pamela. Pensé mucho en ella porque es la que me banca todos los días. También en mi familia, mi viejo y mi hermano que estaban en la cancha. Los busqué enseguida para festejar y le pude regalar la camiseta a mi viejo.
¿Después del partido le regalaron la ropa como premio?
¡No! No regalan nada, jaja. Hay que pagarla. Pero no importaba nada. Por suerte ganamos es lo más importante.
¿Imagino que todo el mundo te debe pedir ropa, no? ¿Como hacés con eso?
Es que en el club nos dan la ropa todos los días, la lavan ahí y queda ahí. No nos llevamos nada. La verdad que es muy cómodo el día a día en Italiano, es un club de Nacional B en ese sentido.
¿Cómo fue que llegaste a Italiano, tras tu paso por Berazategui?
Me llevo la Vieja Reinoso y su cuerpo técnico. Es el mismo DT que me llevo a Berazategui también.
¿Y como tomaste el hecho de que no continúen en el cargo? ¿Te afectó a vos eso?
Y me pone mal que la gente se quede sin trabajo, sobre todo eso. Pero bueno, son las reglas de juego hoy en día.
Mucha gente se pregunta que busca un jugador de fútbol haciendo carrera en categorías de ascenso. ¿Qué le decís a esas personas? ¿Qué es lo que buscás vos?
Es un trabajo. Cada uno tiene sus objetivos personales. Yo creo que estos tienen que ser difíciles, pero alcanzables. Yo en lo personal busco crecer, y sobre todo, trabajar de lo que me gusta mientras pueda.
¿Tenés otro trabajo además del fútbol?
No. Me recibí de psicólogo. Pero no ejerzo por ahora ni pienso hacerlo.
¿Cómo es un día en la vida de Martín Perelman?
Me levanto, voy a entrenar. Vuelvo, almuerzo en casa. Duermo una siesta. Y después voy al gimnasio, o termino la tesis que me falta entregar.
¿Qué le aconsejarías a un jugador de la colectividad que le gustaría ser profesional?
Que lo intente, que no se quede con la duda. Y que en ese intento deje todo de si, porque el resultado no depende de uno, pero la forma en la que se llega a el si, y de esa forma uno no se arrepiente de nada
¿Te gustaría agregar algo más?
Agradecerte por la nota, desearte éxitos en Argentino de Merlo y saludar a mis amigos de Barkojba.

Por Jonathan Steingard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada