lunes, 3 de septiembre de 2012

“Muchas ganas de salir campeón”


Tras haberse consagrado en los títulos del 07´ y 09´ con Sosiego, Martin Feldman contó que ya tenía ganas de volver a dar una vuelta olímpica. La Gata, jugador fundamental del aurinegro, valoró lo humano por sobre todas las cosas: “Tanto los de Primera como los de Reserva somos un mismo grupo y todos debemos sentirnos campeones”.

¿Qué se siente haber salido campeón con Sosiego?
Una alegría grande realmente, yo ya había salido campeón dos veces en 2007 y 2009. En aquellos años era de los más chicos del plantel y ahora soy de los más grandes, es raro, jaja. Somos una camada que por suerte está haciendo grandes campañas todos los años, y los más chicos se adaptaron muy bien al equipo, sobre todo muchos de los chicos que el año pasado salieron campeones de Reserva. La verdad que lo más lindo de salir campeón además del campeonato, es que somos un grupo de amigos donde tanto los chicos de Primera como los de Reserva pertenecemos a un solo grupo unido.
¿Por qué Sosiego se coronó campeón?
Porque fue el más regular del torneo, porque nunca perdimos, y lo más importante porque en las buenas y en las malas el grupo siempre estuvo unido y se apoyó tanto afuera como dentro de la cancha juegue quien juegue.
¿Cómo analizás la final contra Cissab? ¿Fueron justos ganadores?
Nosotros jugamos un partido muy parecido al primero, donde ejercimos mucha presión al principio pero a diferencia del partido anterior arrancamos perdiendo, y fue clave que el empate llego rápido, al igual que después la ventaja.
En el segundo tiempo sabíamos que se nos iban a venir y corrimos y metimos, aguantando el resultado.
Creo que somos merecidos campeones, porque fuimos invictos durante todo el torneo, y esta final metimos más que nunca, teníamos muchas ganas de salir campeones y sabíamos lo que nos jugábamos en este partido.
¿Qué pasó en el momento de la expulsión? ¿Crees que te sacó bien la roja?
La verdad que el árbitro dirigió muy bien en líneas generales, pero sobre el final se le escapó el partido de las manos. Iban casi 40 minutos del segundo tiempo y era córner para ellos, de repente el juez línea levanta la bandera y llama al árbitro, se quedan hablando un rato y viene me saca la roja directa cuando no había hecho nada. Le pregunté que hice para que me expulse y me empezó a gritar que me vaya afuera de la cancha. Llego a la línea donde estaba el asistente y le pregunté que le dijo que hice y me responde que le comentó que nos estábamos agarrando los dos jugadores. Vuelvo y le pregunto al árbitro principal nuevamente porque me expulsó y me respondió que me vaya afuera de la cancha o que me iba a sacar el mismo, todo eso gritándome. Ya me había sacado la roja, así que me fui. Cuando se cumplieron 45 minutos, adiciono 8 más, y cuando se cumplieron 4 dijo 8 más además de los 4 que había dado. La verdad ese final fue algo raro, pero bueno por suerte los chicos pudieron aguantarlo con 10 y después todos a festejar.
¿Cómo fue la responsabilidad de asumir el liderazgo, junto con otros más, de llevar al grupo adelante en este título, teniendo en cuenta que en los anteriores eras de los más chicos?
La verdad que se transmitió un poco de todos los grupos en los que estuve, donde dos de las cosas más importantes para un grupo es estar unidos y entrenar aunque a veces sea duro ir un martes o un jueves con frío y lluvia. Después cada vez que entrábamos a la cancha tanto yo como todos mis compañeros, éramos once leones que salían a comer al contrario desde el primer minuto, ese fue uno de los puntos más importante del grupo. Y por último tanto los que jugaron más como los que jugaron menos, e inclusive todos los muchachos de Reserva teníamos que sentirnos parte de esto, porque el grupo es uno, y cuando se logra un objetivo, no sale campeón solo el que juega de titular en Primera, sino también el suplente, el que jugó un minuto e inclusive los jugaron en Reserva y compartieron muchos entrenamientos con nosotros y nos alentaron de afuera para cumplir con el objetivo final que coronamos con el campeonato.
¿Qué tenes para decir de tus compañeros de equipo? ¿Cuál fue el jugador clave?
La verdad que no puedo quejarme de nada, a pesar de jugar solo de 5 porque jugábamos con tres delanteros, en todos los partidos me sentí respaldado, porque todos corríamos adentro de la cancha, y en cuanto a lo humano, la verdad que somos un grupo bárbaro y muy unido, y eso influye después también adentro de la cancha. Creo que no hubo un jugador clave, todos tuvieron algún partido donde se destacaron, así que no puedo nombrar a uno solo, pero aprovecho para destacar a uno que en la final de ayer contra Cissab la rompió, el Pollo Kogan. La verdad que Kevin jugó un partidazo y hasta te diría que fue el mejor partido que lo vi jugar en todos los equipos que estuvimos juntos. También me gustaría destacar a nuestro arquero Sebastián Kormos, que me parece el mejor arquero de FACCMA y que tuvo un campeonato bárbaro.
¿Te gustaría agregar algo más?
Mandarle un abrazo de campeón nuevamente a todos los muchachos que festejaron ayer el campeonato y a todos los que nos vinieron a apoyar. También espero que Stampa nos siga informando y subiendo notas y resultados de los partidos como viene haciendo siempre en el ultimo tiempo.

Por Jonathan Steingard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada