martes, 18 de septiembre de 2012

“Creo 100% en este equipo”


A un paso de meterse en los play off de voley, Silvina Castañeda, importante jugadora del plantel de Mayores de Macabi, contó como está el equipo y como se ven para estas últimas fechas decisivas.

Estuvieron teniendo muchos altibajos en el equipo, por lesiones y demás, ¿Cómo lograron acomodar al equipo?
Si, esta mitad del año estuvo complicada, mi lesión del hombro, los esguinces de Vale, Jenni y la Chaquito. Después la lesión de Lu en la nariz; contracturas y demás. Pero el equipo es amplio y siempre pudimos salir adelante. Cada una sabe que función cumple en el equipo, y si cada cual tiene eso claro, ya está, el equipo va solo, porque nos complementamos unas con otras, y claramente hoy se están viendo los frutos.
Ya quedan pocas fechas para meterse de lleno en los play off, ¿Como ves al equipo?
Uf, los play off… Estaban tan lejos al principio, porque el torneo es muy largo, pero ahora estamos tan cerca de esa etapa decisiva que la verdad la espero con ansias. Es una instancia muy fuerte, llena de sentimientos encontrados y desencontrados a la vez, pero nos veo muy bien para los play off, creo 100% en este equipo.
¿Se están preparando de alguna forma en especial?
La verdad, nos venimos preparando desde principio de año, ya que nuestro objetivo siempre fue el ascenso, tenemos jugadoras muy valiosas y el equipo hoy por hoy esta cada vez mas sólido. Y el prepararnos desde la pretemporada hasta ahora, nos hizo ir creciendo a cada una como jugadora y como compañera; el grupo cambió mucho, se unió y eso es muy bueno. Se nota en la cancha, y la verdad estoy feliz de que eso suceda.
En tu caso particular, ¿Como estás vos y como te ves para lo que queda del año?
Sinceramente estoy en un momento muy bueno físicamente; estoy saltando mucho más y me siento potente. Esto es gracias al laburo que hizo y hace Diego (preparador físico) en cada estímulo semanal. Estoy orgullosa de su trabajo. Creo que llego muy bien para los play off, la verdad los próximos partidos son pura adrenalina y no me los quiero perder. Por supuesto, dejaré todo en la cancha, no me guardaré nada, porque después lamentarse no sirve de nada.
¿Crees en la posibilidad de ascender?
Creo 100% en este equipo, por supuesto que podemos lograr el ascenso. Lo demostramos el partido pasado, cuando le ganamos a Trovador. Acá no hay equipos invencibles, y eso es muy bueno. Nosotros tenemos un gran equipo. Hoy, creo en cada una de mis compañeras y sé que ese objetivo (el ascenso) está cada vez mas cerca. Ojala se logre, porque es una sensación de satisfacción, de alegría, de llanto, es inexplicable lo que se vive. Yo tuve la posibilidad de pelear varios ascensos, y esos momentos no te los olvidas nunca. Son recuerdos tan lindos que ojala éste año pueda volver a revivirlos con este gran equipo. El grupo se merece ese ascenso porque somos muy laburadoras, yo noto un gran compromiso en los entrenamientos y partidos y eso hace más fuerte al equipo. Ya falta muy poco, y estoy segura que estaremos en noviembre peleando el ascenso a Segunda.
¿Te gustaría agregar algo más?
Me gustaría decirle a cada una de mis compañeras lo que representan hoy por hoy para mí en el equipo.
Mile: La capitana. Es muy buena armadora. Me encanta cuando tira magia con una mano y te pinta la pelota (je, je, je). Un pilar muy importante dentro de la cancha, es la cabeza del equipo; todo sale de sus manos.
Flor: ¡Uf! Que jugadora. Nunca dudé de su talento y siempre confié que iba a ser un gran libero. Hoy es la que más me banca dentro de la cancha. Yo me siento muy identificada con ella; y cuando la miro, sé que esta pensado; porque yo jugué muchos años en ese puesto. Flor es muy importante para mí dentro de la cancha. No es fácil recibir de a dos; sin embargo, nos acoplamos muy bien. Ella me genera mucha confianza y seguridad, y eso hace que las cosas me salgan más fácil.
Vale: Una jugadora paciente. Al principio me costó entenderla, pero con el correr de los partidos, todo fluyó y estamos muy conectadas, a pesar que hay unos cuantos centímetros de distancia (por no decir de altura je, je, je) nos complementamos muy bien en la red. Confío 100% en ella, y se que es muy importante lo que le aporta al equipo.
Daf: ¿Qué te puedo decir de ella? Un gran personaje. Pero como jugadora, si ella se pone las pilas y se mentaliza en el partido, no la para nadie; tiene mucha garra y eso suma mucho al equipo.
Ivi: Mi gran amiga. Que año heavy, todo un cambio para ella. Jugar de punta le cuesta, ella siempre jugó de central, pero esta haciendo un laburo muy bueno. Cada entrenamiento y partido crece un poco más.
Chuza: Sin palabras. Una jugadora sensacional. Conocí a una persona fabulosa y una jugadora que tiene mucha potencia en su brazo. ¡Es mi idola! Tiene una energía muy buena, dentro y fuera de la cancha. Si tira la pelota al balcón, no le podes decir nada, porque la próxima te la clava en los tres metros (je, je, je).
Lu: Me sorprendió mucho como evolucionó. Al principio me costó mucho comprender su juego; pero después, a medida que la fui conociendo, comprendí muchas cosas y aprendí a jugar junto a ella. Confío en todo lo que puede dar; y cada vez que entró a la cancha hizo las cosas bien, y eso es muy importante porque genera confianza en el equipo.
Jenny: Mi parlante fuera de la cancha (je, je, je), ella siempre dándome una mano y diciéndome donde tengo el hueco para hacer el punto. Una jugadora con muchos recursos, y con su especialidad en saque corto y esa pelota de 4 a 4.
Rozen (Meli): Una jugadora distinta. ¡Cuanta energía! Rozi ha mejorado muchísimo y se que cuando a Mile las cosa no le están saliendo, ella es un buen cambio. Las armadoras son la cabeza del equipo, porque la distribución del juego pasa por sus manos; y ellas dos (Mile y Meli) son tan distintas, que está bueno tener ese contraste en el equipo, porque el rival no sabe que va a pasar.
Giuli: Tan pacifica. Ella me genera tranquilidad, muchas veces (o todas je, je, je) cuando salgo loca de la cancha, ella esta ahí para darme la mano y hacerme bajar a tierra. Una buena jugadora, que cuando le tocó entrar sumó, y mucho para el equipo.
Termino con una frase que me acompañó en estos 20 años como jugadora: “Entrenar duro implica sacrificio y cansancio, pero a la hora de la verdad produce satisfacción”.

Por Johanna Peregrino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada