miércoles, 15 de agosto de 2012

Crece también en el Interior


El fútbol femenino no solo tuvo mucho impacto en Buenos Aires, sino que también pegó fuerte en Córdoba. El sábado pasado se llevó a cabo el primer torneo y fue todo un éxito. Romina Visotzky y Debora Klinger, jugadoras que participaron, contaron lo que fue el gran evento.

El boom post Panamericanos sigue llamando la atención. Ahora llegó a las provincias del Interior y muchas jugadoras que ya participaron de Macabeadas, tanto de hockey como de fútbol en otras ocasiones, dieron el primer paso y organizaron un torneo en Córdoba de fútbol femenino que se espera no será el último.
Tras el evento que tuvo una buena convocatoria, Romina Visotzky, en declaraciones a macabinoar.com.ar, manifestó: “Este sábado, 11 de agosto, en  la cancha 1, La Jaula,  jugamos nuestro primer partido de fútbol femenino,  al empatar por 1-1 con el experimentado equipo del Rejunte en un duro enfrentamiento con presencia de numerosa hinchada de los dos bandos  y confirmando que será intocable cuando se juegue de local. La volante Paula Kantor, marcó el primer gol oficial macabeo a los 6 minutos del segundo tiempo,  mientras que a los 17 nos empataron. Jugamos en un buen nivel, dejando una muy buena imagen”.
Con respecto a la preparación que tuvieron, Romina explicó: “El 2 de junio, comenzamos con los entrenamientos junto a los técnicos Gastón Freiberg y Matías Visotzky, luego se sumaron Nacho Brufman  y Alan Nagelkop, quienes todos los sábados se levantan temprano para poder entrenarnos voluntariamente”.
Además, Visotzky se mostró muy contenta: “Fue una alegría haber podido jugado nuestro primer partido, ya que en los primeros entrenamientos éramos 5 chicas, y hoy logramos sumar más de 12 jóvenes. Es un orgullo volver a usar la camiseta de Macabi Noar, después de haberla usado tantos años jugando al hockey. Invitamos a todas las adolescentes socias y no socias, a participar de este hermoso juego, a sumarse a entrenar y a divertirse por sobre todas las cosas. Todas los sábados desde las 12.30”, concluyó la futbolista.
Además, la que dialogó también con macabinoar.com.ar y expresó sus sensaciones fue Debora Klinger: “Es hermoso y un orgullo saber que cuando las cosas se proponen y buscan se pueden lograr. Después de mucho tiempo de lucha, de entrenamientos fallidos, de mails con invitaciones y peleas en busca de horarios, la actividad encontró su lugar y su grupo de chicas. Fútbol femenino ya es un deporte que se realiza en el club los días sábados con un grupo de más de   12 chicas que se comprometen y se esfuerzan en levantarse el fin de semana para permitirse practicar un deporte divertido e interesante junto a muchas compañeras”.
Al igual que Visotzky, Deby está mas que satisfecha con lo logrado: “Como  exigente que soy, hoy me siento feliz al saber que insistiendo y luchando por las cosas que uno quiere se pueden lograr.  Y por eso, quiero agradecer a Macabi Noar que nos sigue demostrando que es nuestra segunda casa y que siempre nos abrirá la puerta para la juventud que crece y que muchas veces por diferentes motivos lo abandonamos de a poquito. Pero, para eso estamos trabajando día a día buscando diferentes propuestas de manera  de  que vuelvan a creer y vivir nuevos momentos en esta institución que tanto nos dio, nos da y nos seguirá dando.
Por otro lado, Klinger agradeció a sus compañeras: “Nada hubiera funcionado sin el grupo de chicas que confió y que con paciencia  fueron armando un equipo de diferentes edades de mucho potencial y con grandes jugadoras, condimentándolo de  alegría, amistad y diversión. Sin dejar de lado el principal fin que es la actividad física y la práctica deportiva. Después de acercarme el sábado y ver  el crecimiento, el número de jugadoras, las ganas, y las ansias por jugar un primer partido amistoso lo único que me salió expresar fue una gran sonrisa pensando en que todos los triunfos nacen cuando nos atrevemos a comenzar. Muchas gracias”, cerró al jugadora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada