lunes, 4 de junio de 2012

Pensá en Verde


Venado frenó en seco a Cissab como local al ganarle 2 a 1 en un partido muy friccionado y con un final soñado para los locales. Alan Bender puso en ventaja a la visita de penal, mientras que Eric Beresten e Ignacio Andina marcaron las alegrías para el Verde que se mete en la pelea.

El Venado dio la sorpresa de la jornada y pone el campeonato de Primera A al rojo vivo, ya que con esta victoria hay 5 equipos separados por dos puntos nada más. El equipo de Horacio Linares jugó un partido muy inteligente desde el comienzo: aguantó cuando había que hacerlo, jugó cuando debía y no se desesperó cuando perdía, lo que fueron las claves del triunfo.
El equipo de Tristán Suárez llegó a Canning con la premisa de ganar para seguir en lo más alto. Sin embargo, tropezó ante el local que, a base de inteligencia, sacrificio y mucha actitud, lo terminó dejando sin nada en un partido muy disputado.
La lucha por la pelota y la posesión de ésta fue una constante en todo el encuentro, Cissab dominó en los primeros 20 minutos con mucho ritmo de juego, pero nunca pudo quebrar las dos líneas de cuatro del Verde. Alan Bender iba a tener la más clara con un mano a mano que increíblemente tiró afuera con el arquero vencido.
En la mitad del primer tiempo, el local se afianzó más con la pelota e tuvor dos chances clarísimas para marcar: primero con una peinada de Eric Beresten para Santiago Feldman quién quedó mano a mano con Lechu Faiman, pero el 1 ganó el duelo y en el rebote Nicolás Wilamosky no acertó desde lejos. La segunda oportunidad de Venado se presentó en los pies del goleador, Eric Beresten, que anticipó al arquero en un centro pero la pelota se fue desviada.
El Naranja buscaba con pelotas detenidas y se comenzaba a notar el fastidio en muchos de sus jugadores por que las cosas no salían como esperaban. El 0 a 0 se mantenía y fue el resultado con el que terminó la etapa inicial.
En el complemento el partido fue aún más friccionado, no hubo llegadas claras hasta los últimos minutos cuando el árbitro cobró un penal para la visita. Alan Bender se hizo cargo y marcó el 1 a 0 para el campeón a falta de 15 minutos para el final.
Venado no desesperó, sentía que lo podía ganar y fue en busca del empate. Eric Beresten se lo perdió de cabeza primero, pero luego iba a tener su revancha cuando faltaban solo cinco minutos para el final: recibió el pase, se sacó de encima al defensor rival y definió cruzado para estampar el 1 a 1.
Con el envión anímico por las nubes y con un Cissab volcado en defensa, el local presionó y se llevó el premio mayor con un córner perfecto desde la izquierda para la entrada de Ignacio “Chupi” Andina que clavó el 2-1 y desató toda la euforia de la gente de Venado cuando se terminaba el pleito.
No hubo tiempo para más, el Verde se llevó lo único que le servía: los tres puntos y ahora se vuelve a meter en la lucha por el campeonato, mientras que Cissab sufrió un golpe muy duro y habrá que esperar a la próxima fecha para ver si afectó el ánimo del grupo.

Por Damián Bonzani.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada