viernes, 4 de mayo de 2012

“El tenis es mi cable a tierra”


Bernardo Tobal, capitán del +45 de tenis de Cissab, es Protesorero de la DAIA, integrante de la Comisión y abogado, pero explica que practicar el deporte es lo que más le gusta y disfruta. No te pierdas esta entrevista exclusiva para Stampa.

¿Cómo ves al equipo del +45 de Cissab para este año?
Muy bien, ha recibido dos refuerzos que tienen una vasta experiencia en este tipo de torneos y estamos en la etapa de consolidación del grupo como paso previo a conseguir la solidez del equipo.
¿Crees que se puede pelear arriba, luchar por el título? ¿Y lograrlo?
Creemos que el equipo de Cissab de +45 "A" está en condiciones de pelear los primeros lugares y por supuesto, con el objetivo dirigido a tratar de lograr el título en alguno de los dos torneos del año.
¿Tras dos subcampeonatos en el 2011 con la Naranja, este año el objetivo es sin dudas conseguir el primer puesto?
Si bien ese es nuestro principal objetivo, sabemos que la única forma de obtenerlo es si el equipo está unido, entrenando a full y con la dedicación de todos hacia dicho objetivo, pero sin perder de vista que tenemos el honor de representar a una institución muy prestigiosa como Cissab y más importante que el título, es que prevalezca el espíritu macabeo que nos guía.
¿Tienen todo para poder cumplir ese objetivo?
Creemos que sí, contamos con el apoyo de la Secretaría de Deportes, del Director de Deportes y del Coordinador de Tenis de la institución, además de la Subcomisión de Tenis, de la que tengo la satisfacción de formar parte hace varios años.
¿Cómo es que el equipo año tras año se está convirtiendo en un rival duro y complicado? ¿Están evolucionando? ¿Sentís el cambio?
En lo personal, siempre jugué en +30; recién el año pasado ingresé a +45, así que no tengo mucha experiencia en esta categoría. Pero lo que noto con relación al año pasado es que varios equipos se han reforzado y que al admitirse dos excepciones de +40, cada torneo se torna más competitivo y difícil. Por otra parte, como ya dije, nuestro equipo también se ha reforzado y está en proceso de evolución. Hemos conseguido entrenar todos los jueves en el club con profesor, lo que nos obliga a exigirnos durante la semana para estar en el equipo titular los sábados. Este año he sido distinguido con la capitanía del equipo de +45 "A" de FACCMA y soy un convencido que el rol principal de un capitán es contener, dar apoyo y respaldar a los jugadores que ocasionalmente no están en el equipo titular, ya que los que juegan, por ese solo hecho ya están conformes y la idea es que los que quedan fuera sepan que son parte esencial del equipo, quizá más importante que los que entran a la cancha.
¿Cómo se hace para ser Protesorero de la DAIA, abogado, estar en la Comisión de tenis y encima practicar el deporte?
Si bien es cierto que son muchas actividades, además de la más importante, que es dedicarle tiempo a la familia, la clave de todo es la vocación. Si bien las actividades son diversas entre sí y algunas  de las cuales ocupan muchas horas de la semana, lo importante es que uno sienta lo que hace y procure hacerlo con dedicación y seriedad. En mi casa desde siempre se habló de política, ejerciendo mi padre la actividad política desde chico. Creo que esas cosas se heredan y por sobre todo, lo que mis padres me han inculcado, es que los cargos que uno asume son para honrarlos con responsabilidad y con lealtad hacia quienes han confiado en uno. Quizá el lema sería "servir al cargo" y no, como muchas veces pasa "servirse del cargo". Ejerzo la profesión de abogado desde hace 24 años. Si bien no le dedico a mi Estudio el tiempo que haría falta, tengo hace veinte años dos socios que me respaldan y me cubren en mis ausencias. El tenis es el cable a tierra, lo juego desde los once años, aunque varios amigos digan que eso no se nota para nada, qué se le va a hacer, es lo que hay, jaja.
¿Se puede con todo? ¿Qué te da fuerzas para poder desempeñarte en todos los ámbitos?
Considero que con vocación y responsabilidad se puede. La fuerza proviene de creer que es posible contribuir desde cada lugar con un granito de arena para mejorar las cosas en la medida de las posibilidades de cada uno.
¿Que hay de cierto que tenés un drive zurdo fantástico? Llegaron a decir que es casi mágico... jaja.
Eso lamentablemente tengo que desmentirlo. Crecí admirando al Vilas de la década del 70 y Willy sí que tenía una zurda mágica. Lo mío es ganas y voluntad, nada más, jaja.
¿Cómo ves al tenis dentro de la colectividad?
El tenis en la colectividad históricamente ha tenido muchos adeptos y en la actualidad considero que su crecimiento es geométrico. En la mayoría de las instituciones de la colectividad, las Comisiones de Tenis tienen como principal inconveniente regular la actividad para que todos los socios puedan jugar aunque sea una hora por día y en varias cuesta mucho lograrlo.
¿Se puede seguir creciendo?
Estoy convencido que se va a seguir creciendo y para eso contribuyen varios factores: Por un lado los chicos desde muy pequeños tienen una raqueta en la mano. En Cissab, la escuelita de tenis tiene 200 alumnos y hay chicos a la espera de vacantes. Por otra parte, la cultura del cuidado de la salud lleva a mucha gente a practicar deportes y el tenis, al no tener contacto físico, permite que lo puedan aprender personas de cualquier edad.
¿Cuáles son los futuros objetivos?
Desde el tenis de Cissab, seguir creciendo con cada vez más socios que lo practiquen y que los equipos representativos puedan tener el máximo apoyo para la obtención de resultados positivos. En lo personal, disfrutar como capitán y tratar que nuestro equipo pueda pelear otra vez los primeros lugares como el año pasado sin perder de vista que es una actividad recreativa, que somos personas grandes y que el tercer tiempo es un momento de intercambio con amigos de otras instituciones quizá tan importante como el partido mismo y que FACCMA, a diferencia de algunas otras Federaciones, siempre ha incentivado.

Por Jonathan Steingard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada