viernes, 13 de abril de 2012

No solo con los guantes


Dana Gips, que fue la arquera de la Selección de fútbol femenino en los Panamericanos de San Pablo tiene otra faceta: juega al póker, pero no solo juega, sino que da cátedra. Se consagró campeona del Madero Póker Ladies y tras el mérito dijo: “Es un logro personal que anhelaba hace mucho”.

Las chicas de la colectividad siguen demostrando una y otra vez que quieren ser más tenidas en cuenta, que necesitan más deportes y por eso Dana Gips lleva la bandera como estandarte. La arquero del equipo argentino de fútbol femenino que participó en las últimas Macabeadas fue la gran estrella del Madero Poker Ladies y tras la el triunfo dialogó con Stampa.
Dana expresó sus sensaciones sobre el certamen: “El torneo es especial, es muy raro cruzarte con mujeres en las mesas de póker y en esta oportunidad que sea un torneo exclusivo de mujeres lo hace diferente, por eso elegí participar. Haberme consagrado es una alegría enorme, es un logro personal que anhelaba mucho. Y ojala pueda seguir por esta línea: aprendiendo, leyendo y mejorando y si se puede ganar mucho mejor”.
Sobre el momento de la consagración, Gips explicó: “La mano final bajé ganando, era un 60%-40% a mi favor, pero bueno es casi un flip coin así que hasta que no vi la quinta carta sufrí. Por suerte la probabilidad salió a mi favor y suspire de alivio. Festejé con amigos y mi hermano que estaban en el casino apoyándome”, cerró con mucha felicidad.

Por Jonathan Steingard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada