viernes, 23 de marzo de 2012

“Tuve muchas dudas”


Alan Szapiro, una de las grandes promesas del fútbol de Cissab, fichó para las Inferiores de Huracán y cuenta que le costó meterse en el mundo del fútbol de AFA. Además, explica como fue que llegó al Globo y sobre el ambiente manifestó: “Al principio me costó adaptarme”. Conocé a Szapi a fondo en esta nota.

¿Cómo fue que llegaste a Huracán?
A Huracán me dice de ir Chulo (Tartaglia), el ahora técnico de Primera en Cissab, el año pasado dirigía el Juniors y muchas veces con Juveniles hacíamos fútbol contra ellos. Ahí me vio jugar, me contó lo que el hacia en Huracán, me dijo que si tenia ganas podía empezar a ir y así arranqué a finales del año pasado antes de viajar a Brasil para los Panamericanos.
Teniendo en cuenta que es tu primera vez en el club de AFA, ¿Te costó la adaptación?
La verdad que si. Las primeras semanas de pretemporada, me costaron muchísimo en lo físico, eran casi 4 horas seguidas de entrenamiento muy completo, con arenero, cuestas, mucho gimnasio. Cosas que casi nunca había hecho y menos con esa intensidad, además del calor que hacia en el verano. Pero me fui acostumbrando y en la mayoría de las cosas ya trabajo a la par de mis compañeros.
¿Qué opinas del ambiente? ¿Es cómo se dice que es muy difícil?
Al principio costaba un poco adaptarme, mucho no hablaba, nada más con un par que habían entrado conmigo. Hay de todo, al principio puede ser medio difícil porque no hay lugar para todos y en definitiva sos una competencia, pero por suerte cuando ya quedé en el grupo que juega el torneo, casi todos son pibes muy buena onda, mucho no los conozco todavía pero la verdad que por ahora bárbaro.
¿Cómo te vas a manejar con Cissab? ¿Vas a seguir jugando?
Si, total juego los sábados, los domingos puedo seguir jugando aunque sea un rato y aportar lo mío. Además no quiero dejar de jugar con mis amigos de toda la vida, que son los del club, eso la verdad que no lo cambio por nada.
¿Ya tenés decidido que querés ser jugador de fútbol o todavía está todo en el aire?
No. Lo hago porque me encanta jugar al fútbol, y siempre quise tener la posibilidad de jugar a este nivel y nunca había podido, por eso lo disfruto, lo tomo con seriedad pero voy a seguir estudiando, arranco ahora a estudiar economía, jaja. Va a ser complicado pero se que voy a poder hacer las dos cosas.
¿Pero estás dispuesto a hacer el sacrificio como para ser jugador profesional o lo tomas como un hobby?
Y… Es el sueño de todos, jajaja. Mientras vea posibilidades, si. No falto a entrenar nunca, ahí me rompo para dar todo lo mejor y mejorar cada día. En vez de jugar media hora quiero ser titular, pero voy de a poco.
¿Qué les dirías a todos aquellos jugadores de la colectividad que no se animan a jugar profesionalmente?
¿Qué les diría? Emm. Lo único que se me ocurre es que no tengan miedo de todo lo que se dice del ambiente del futbol, la verdad mucho no conozco todavía y supongo que debe haber de todo, pero siempre depende de uno con quien juntarse y como hacer las cosas, y si de verdad tienen ganas no pierden nada con probar. Yo tuve miedo, mucho tiempo sin animarme y de grande pude por suerte.
¿Cómo es eso de que tuviste miedos?
No, no eran miedos, si no dudas, de como seria la exigencia, el ambiente. Es cuestión de animarse y probar. Uno no tiene compromiso con nadie para eso más que con uno mismo, si tenés ganas probás.
¿Te gustaría agregar algo más?
Muchas gracias de nuevo a Stampa por darle bola al futbol de FACCMA que creo que se lo merece y que el Diario está muy bueno. Gracias.

Por Jonathan Steingard.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada