jueves, 2 de febrero de 2012

El torneo de tenis ya tiene nombre


Se llamará Judith Deustch (foto), en conmemoración a una gran nadadora judía, fallecida en el 2004, que tuvo su momento de gloria en la década del 30. En forma de protesta se bajó de los Juegos Olímpicos de Berlín, Alemania, en la época de Hitler. Enteráte quien fue Judith y su emocionante historia.

Judith Deutsch, fue miembro del equipo competitivo de natación del legendario Club Hakoah Viena, la entidad judía más famosa del mundo y pletórica de éxitos deportivos internacionales. Judith había conquistado los más altos títulos en natación, estableciendo en Hakoah Viena los récords nacionales austríacos, y siendo elegida por la Autoridad de Deportes de Austria como la  Atleta Excepcional Femenina de 1935 siendo campeona en los 100, 200 y 400 metros de natación estilo libre. Rompió 12 récords nacionales en un solo año.

Siendo niña, la mayoría de los clubes atléticos de Austria rechazaron a Judith Deutsch por su condición de judía, ingresando entonces en Hakoah Viena para desarrollar sus talentos en la natación. En 1936, Austria le adjudicó la Insignia de Oro de Honor como una de los tres mejores atletas del país ese año, siendo consecuentemente seleccionada para representar a Austria en los Juegos Olímpicos de 1936, que tomarían lugar en la Alemania nazi, bajo el podio de Hitler y sus secuaces.

Judith Deutsch tomó entonces una decisión de conciencia: no participar de los Juegos Olímpicos de Hitler, los de 1936 en Berlín. En su carta de dimisión al Comité Olímpico de Austria, Judith escribió: “Como judía no puedo participar en los Juegos Olímpicos de Berlín. Mi conciencia no me lo permite. Se trata de una decisión personal e irreversible. Yo entiendo completamente que estoy renunciando a mis derechos a participar como concursante por parte de Austria en las Olimpiadas. Sinceramente espero que entiendan esta decisión y que no me presionen para cambiar de opinión".

La respuesta del Comité Olímpico Austríaco fue rápida y brutal. Deutsch estaba en el período pico de su carrera como atleta y por eso se le prohibió tomar parte en todas las instancias nacionales e internacionales de natación, durante dos años y fue excluida de todos los Juegos Olímpicos futuros. Después de que ella abandonó Austria, las autoridades deportivas de ese país la despojaron de sus títulos, y eliminaron su nombre de los libros de récords nacionales, como si ella nunca hubiese existido.

El padre de Judith había decidido emigrar a Palestina antes de que fuera demasiado tarde. La familia se estableció en Haifa, la única ciudad con una piscina de tamaño olímpico. Deutsch pronto se convirtió en campeona nacional de natación en 1939 y representó a la Universidad Hebrea de Jerusalén en los Juegos Internacionales Estudiantiles celebrados en Mónaco, donde ganó una medalla de plata un día antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Esa fue la única medalla que Judith conservó.

En un acto de justicia tardía para Judith se la invitó a Austria para hacer un acto de reparación, restablecerle sus títulos y volver a introducir su nombre en los registros del libro oficial de la natación austríaca. Tras recibir la carta oficial con la presentación de excusas, Deutsch se negó a ir. Judith falleció en 20 de noviembre de 2004 en nuestra Patria, Medinath Israel.

Gentileza de faccma.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada