martes, 15 de noviembre de 2011

Quiere revancha ya


En  cestoball, Hacoaj perdió el segundo partido de la semifinal en condición de visitante y va en búsqueda del punto definitivo el jueves para tratar de lograr el bicampeonato. Vale aclarar que el primer encuentro lo ganó el conjunto de Tigre y la serie está igualada en uno.

El Club Naútico Hacoaj jugó el domingo la vuelta de la semifinal en la cancha de Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque sabiendo que las esta vez locales iban a salir con todo a la cancha porque era su última oportunidad de llegar a la final.
El partido fue muy parejo durante los 40 minutos, ninguno de los equipos bajó los brazos y pelearon cada pelota como si fuera la última. Hacoaj comenzó ganando, terminando el primer tiempo con apenas dos dobles de diferencia, en un tablero que mostraba una cantidad de goles de dos conjuntos dignos de querer llevarse la victoria.
Con el tanteador en 68-64 al empezar el segundo tiempo, las faltas eran cada vez más bruscas, los goles más festejados y la hinchada alentaba como nunca. Los goles iban de aro a aro, los gritos de las entrenadoras no se escuchaban por los ruidos de las tribunas y ambos equipos empezaron a cometer errores que podían costarles el partido.
GEVP logró igualar al Náutico faltando 7 minutos para el cierre, y ahí fue cuando la hinchada local comenzó a golpear cada uno de los carteles que había en el gimnasio y a gritar a favor de su equipo con más euforia y entusiasmo que antes.
El equipo visitante sufrió la presión, y a pesar de la excelente actuación de la más chica del equipo, Micaela Braver, Hacoaj quedó abajo en el tablero faltando 3 minutos para la chicharra final.
A pesar de que se robaron pelotas que podrían haber cambiado el rumbo del partido en los últimos segundos y que el tanteador mostraba que se habían logrado 132 puntos, no se consiguió lograr el objetivo y hay que disputar un tercer encuentro para ver cuál de los dos llega a la final contra Ciudad.
Las jugadoras visitantes se fueron muy angustiadas, pero no con bronca. Se jugó un muy buen partido, pero se fue en los últimos minutos. Ahora tienen que dejar cuerpo y alma el jueves, porque no hay otra oportunidad. Es la última y cada una de las chicas del Náutico sabe que la tienen que aprovechar si quieren repetir la historia del año pasado. El equipo está sólido, unido y confiado. Ahora habrá que ver si los resultados lo reflejan y se consigue llegar a la final el domingo próximo.

Formación: Paula Bonessi, Estefania Izrael, Carolina Stein, Micaela Braver, Verónica Dziencielsky, Romina Danziger, Andrea Luchansky, Ana Laura Ferraris, Melina Kaler, Solange Berestovoy, Gimena Carballo, Carla Pascual.
Entrenadora: Gabriela Stolovitsky.
Preparador Físico: Valter García Bayer.

Por Melina Kaler.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada