martes, 8 de noviembre de 2011

Por el pancho y la coca


Por una nueva jornada, suspendida, Mi Refugio y Macabi La Plata se enfrentaron sin la urgente necesidad de sumar puntos, ni para pelar arriba ni tampoco para zafar de abajo. Fue goleada de Mirre por 6 a 1.

Todas las miradas estaban puestas en lo que sería el partido entre Cissab y Hacoaj, que podía marcar al nuevo campeón del Guidul. Sin embargo por esta misma fecha, la 19º, jugaron Mi Refugio y Macabi en La Plata y la visita se quedó con los tres puntos tras golear por 6 a 1 con tres goles de Ezequiel Reichstein (uno fue en contra del defensor rival pero se lo convalidaron a el), uno de Federico Baredes, otro de Uriel Krimer y un lindo tanto de Ariel Salomón. Para el local, que terminó con uno menos por la expulsión de Nicolás Sambra, había descontado Gastón Antonovich.
Un partido que de poco servía por la ya conocida definición de la zona de abajo mostró una gran imagen del Verde, que a base de buenos goles y toques dominó el encuentro de principio a fin.
Desde el vestuario Mirre ganaba 2 a 0 una buena diagonal de Reichstein y una buena jugada personal de Baredes. Con la vuelta de Salomón se pudo ver a un equipo más ordenado y con un medio campo más participativo. Si bien el resultado marcaba una diferencia que no era tan amplia como el juego entre ambos, cerca del final de los 45 iniciales llegaría el descuento de Gastón Antonovich.
Eso fue lo único que pudo hacer el equipo platense, que por momentos se veía fastidiado por no poder encontrarle la vuelta al partido. Con una pegada deliciosa, el 5 del conjunto de Canning, Salomón, marcaría de tiro libre. Fue el puntapié inicial para lo que sería luego una gran cantidad de tantos, ya que el local salió en busca del descuento y los rivales pudieron generar sus propios espacios.
Una jugada memorable será la de Manteca, quien en una jugada se deshizo de cuatro jugadores lográndolo con tres caños seguidos.
Para marcar el cuarto aparecería nuevamente Moneda, el goleador de la tarde, tras definir mano a mano luego de un buen pase de Agustín Ferreira.
Ya era completamente todo de Refugio y llegaría el quinto gol, esta vez, de Uriel Krimer tras haber quedado sólo en el área y definir con un potente remate.
Por último y ya con un jugador menos a causa de la impotencia, marcaría en contra de su arco David Volpin (pese a que el árbitro lo haya dado para Reichstein).
Con este resultado nada cambia en el “emocionante” campeonato que ya está culminando. Mi Refugio se encuentra en la octava posición con 33 unidades, mientras que su rival, salvado de la Promoción por temas antideportivos, se encuentra alejado en la 13ª ubicación con 18 puntos.
Se acerca el final del Guidul y ya está el equipo campeón, Cissab, el que se fue a Promoción, Guesher, y el equipo descendido (y desafiliado), Barkojba Azul. La emoción que tuvo el torneo anterior no pudo estar en el actual, que a falta de dos fechas ya no hay nada por qué pelear.

Por Brian Hirsch.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada