martes, 1 de noviembre de 2011

¿Dejó pasar el tren?


Hacoaj no pudo aprovechar la caída de Cissab y consiguió un pobre punto tras empatar 1 a 1 con Mi Refugio. El Náutico comenzó ganando, pero luego el Verde logró la paridad. Los de Tigre están a 7 del líder con 9 en juego y se enfrentan este domingo.

Volvió el fútbol y en Canning Mi Refugio recibió a Hacoaj por la fecha 16º suspendida del Torneo Guidul. La visita necesitaba la victoria para poder descontarle al puntero, pero fue empate en uno, que pudo haber sido derrota para los de Tigre, y se quedaron con un gusto amargo por no poder ganar y acercarse todavía más.
Mirre recibió al Náutico por la fecha 16 del Guidul, que había sido suspendida, y empataron 1 a 1 con  tantos de Andrés Naftulewicz y de Adrián Nainudel, ambos de cabeza, y de esta manera la visita pudo descontarle una unidad al puntero Cissab, aunque debió haber ganado si espera dar el batacazo.
El conjunto de Tigre comenzó mejor el partido y con mayor dominio de la pelota durante los primeros 45 minutos. Si bien no tuvo una gran cantidad de llegadas claras, le bastó con centros y pelotas paradas para preocupar a Uriel Baredes.
Mirre no tuvo muchas situaciones de gol, pero sí una clara de la mano de Gastón Soifer que por momentos tenía arranques que podían preocupar a la defensa rival.
El nivel de ambos equipos no era el mejor y el primer tiempo finalizaba bajo un tremendo calor, insoportable para los jugadores y para los espectadores.
El complemento se inició y el nivel de ambos ya era más parejo. Sin embargo tras un centro de un córner, Hacoaj se pondría en ventaja con un buen cabezazo de Naftulewicz, quien apareció solo para desatar la locura en el banco de suplentes de los blancos.
Desde aquel momento se vio al equipo de Jorge Cembal mejor parado hasta que Refugio comenzó a aprovechar los espacios que la defensa contraria les dejaba en cada ataque.
El empate de Nainudel también llegaría de cabeza aprovechando un remate que lo encontró sólo en el segundo palo y de esta manera el 1 a 1, que tal vez no era merecido, llegaba.
El arquero del Verde se encontraba en un momento sólido después de la igualdad dándole confianza a sus jugadores, que pudieron haber estirado la diferencia en tres ocasiones si no era por los defensas rivales que sacaban constantemente pelotas en la línea, sumado a las malas definiciones que también tuvo Mirre.
El encuentro terminó con un empate que pudo haberse ampliado para los dos equipos. Sin embargo fue el team de Tigre (48 puntos) quien sufrió y perdió más con este empate por no poder aprovechar lo que fue la derrota del equipo de Tristán Suárez y acercarse aún más a los 55 puntos que tiene el primero.

Por Brian Hirsch.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada