domingo, 20 de noviembre de 2011

¡6 a 1 y a festejar!


Sosiego se consagró como campeón del torneo de Reserva tras ganarle por 6 a 1 a Guesher, sin embargo antes tuvo que sufrir, comenzó perdiendo 1 a 0 pero logró darlo vuelta y en el complemento llegó la lluvia de goles. Sin dudas, un triunfo merecido.

El conjunto de Luis Pérez Medone contaba con la chance de alzarse como el mejor del año si conseguía ganarle a Guesher, mientras que en Tigre, Hacoaj esperaba un paso en falso del aurinegro para seguir con chances. Vale aclarar que Sosiego contaba con 62 puntos, mientras que el Náutico con 60, por lo que matemáticamente había posibilidades.
Es de público conocimiento de lo difícil y complicado que es el reducto de Guesher. Una cancha chica, césped en mal estado y las paredes tan cerca de las líneas de cal que le dan un marco de presión constante. Algo que en los primeros minutos Sosiego debió sufrir, ya que el local logró ponerse en ventaja a través de un córner, centro al área y gol para abrir el marcador.
Al aurinegro le costaba, no podía plasmar su juego en el resultado y la desesperación comenzaba a hacerse notar, pero un gol antes de que finalice la primera etapa era lo ideal para salir de la mejor manera al complemento y así fue. Sebastian Wolfsohn metió un cabezazo fantástico, el arquero llegó a tocarla pero no fue suficiente y decretó el empate para Sosiego, antes de que terminen los 45 iniciales.
En la segunda etapa, los dirigidos por Luis Pérez Medone fueron una tromba, arrasaron con todo y los goles no tardaron en llegar. En los primeros minutos tras el entretiempo, los Wolfsohn se juntaron, Diego se la pasó a Sebastian, éste último se sacó un defensor de encima, definió al primer palo y anotó el 2 a 1 que daba tranquilidad y alegría en el banco visitante.
Luego llegaron los goles que comenzaron a liquidar el pleito. Martín “Pacho” Bursztyn con un potente disparo de afuera del área clavó el 3 a 1, Kevin Zayat empujó dos veces la pelota debajo del arco y Martín Goldberg, previo pase de Sebastián Wolfsohn, definió con gran clase ante la salida del arquero para cerrar la cuenta definitiva de 6 a 1.
Tuvo que sufrir el conjunto de Sosiego, arrancó perdiendo, pero eso no fue problema para un equipo que se mantuvo primero desde la primera hasta la última fecha. Merecido campeón, que de la mano de grandes jugadores como Diego Nicolaievsky, Sebastián Wolfsohn y su capitán Gastón Barenboim, justificó su enorme campaña que tuvo que esperar hasta la última fecha para alzarse en lo más alto debido a la gran temporada de la Reserva de Hacoaj. ¡Salud campeón!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada