miércoles, 28 de septiembre de 2011

No levanta cabeza


En cestoball, Hacoaj perdió de visitante el último partido previo a los play off contra River Plate en un encuentro que tuvo que ir a tiempo suplementario. En la semana se verá quien es el rival del Náutico para disputar el match de ida que puede dejar al club un paso más cerca de la semifinal.

El equipo del Tigre no puede levantar cabeza en cestoball. Luego de ganarle a GEVP, primeros en la tabla, cayó sorpresivamente contra Villa Ballester y Social Parque. El domingo era el partido clave para clasificar de la mejor manera a los play off, y no se pudo aprovechar.
Las jugadoras de River Plate entraron muy concentradas a la cancha, dispuestas a dejar todo en este partido para quedar mejor posicionadas en la tabla.
Ya en los primeros minutos River logró sacar una diferencia de 10 puntos con respecto a su contrincante, manteniendo una presión en toda la cancha que no dejaba a las jugadoras del Náutico poder realizar el juego simple y limpio que ellas suelen hacer.
Promediando el primer tiempo, las de Núñez lograron una diferencia de 16 unidades que hizo que las de Tigre se despertaran y puedan terminar la etapa inicial por la diferencia minima que fueron 10 puntos.
Ya en el complemento las visitantes entraron con otra confianza y dispuestas a revertir la situación. Aprovechando el cansancio y la desconcentración de sus rivales, Hacoaj igualó el marcador en tan solo 5 minutos.
A partir de ese momento el tablero era tanto a tanto, ninguno de los dos quería dejar escapar a su rival. Faltas, gritos, cambios. Errores de los jueces, enojos de las jugadoras, agua para calmar tanta adrenalina. Los minutos pasaban y River estaba dos dobles arriba.
Hacoaj se jugaba a todo o nada, y lo logró. Empató con los últimos suspiros y al sonar la chicharra, había que respirar porque quedaban dos tiempos suplementarios de 3 minutos cada uno para poder dar vuelta la historia.
El Náutico se había quedado sin 4 de sus jugadoras titulares por haber salido por faltas y cada una de las que entró dejó todo para ganarlo. Pero no alcanzó.
River se puso dos dobles arriba y Hacoaj no pudo alcanzarlas. El equipo rioplatense ganó merecidamente y quiere llegar lejos en los play off.
El esfuerzo fue enorme, pero no suficiente. Se dejó pasar un tiempo entero y eso se pagó. El Náutico tendrá que replantearse varios aspectos de su juego para poder ganar el domingo frente a un rival que seguramente, va a querer dar pelea.

Por Melina Kaler.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada