martes, 20 de septiembre de 2011

¡El Ramatganaso!

Como Uruguay supo dar el Maracanazo en su momento, Bami hizo lo mismo contra Cissab en el Ramat Gan. Los de Floresta le ganaron al puntero que solo había perdido 2 partidos de 18 y le pusieron picante al torneo.

Con el envión del gran triunfo sobre Guesher llegaba Cissab. Un equipo sólido, duro y por momentos elegante en su juego esperaba en su cancha, el Ramat Gan, a un Bami que deambula en el fondo de la tabla y que de reojo mira el puesto de Promoción. Pero a pesar de las diferencias, esto es fútbol y no se gana hasta que se juega.
Comenzaron los de Floresta manejando la pelota y presionando en todos los sectores de la cancha. El hecho de jugar contra el puntero indiscutido hizo que Bami se mentalizara de una manera diferente y a los 10 minutos iba a plasmar esas ganas en el marcador. Centro al área local, Matías Machabanski consiguió desviar la redonda de cabeza y así sentenciar el 1 a 0 transitorio.
Pero a los 25 minutos Cissab encontró la paridad. Pelotazo cruzado de Lubieniecki para Kevin Sragowich que definió por debajo del cuerpo del Tano Forgione y marcó el 1 a 1. A raíz del gol, Lubi comenzó a crecer en juego y de su mano lo hacía también el team Naranja. Pero la primera etapa finalizó con una igualdad que no conformaba a los locales.
En el complemento se vió un encuentro entretenido, movido y con cierta adrenalina. Los dos conjuntos contaban con situaciones de gol, pero ninguno podía concretar, hasta que Matías Edelstein combinó una doble pared con Gastón Edelsztein y ante la salida del último defensor de Cissab, Gato enganchó y clavó un zapatazo marcando un gol de antología.
Tras el 2 a 1, Bami se aferró a ese resultado, se metió atrás a aguantar como podía e intentaba resistir todos los ataques del equipo local. Además, los de Floresta sufrieron la expulsión de Kevin Feldman y estuvieron 15 minutos con uno menos.
Cissab casi consiguió el empate en la última jugada en la que Alan Bender desbordó y tiró el centro atrás para Lubi que no le pegó bien a la pelota, la misma cruzó la línea del arco y rebotó en uno de Bami yéndose fuera de la cancha.
Llegó el silbatazo final y la visita obtuvo una victoria que no estaba en los papeles. En cancha de Cissab, en el mítico Ramat Gan, Bami hizo lo que pocos pudieron en este 2011, ganarle al líder del Guidul. El equipo que hace sus veces de local en el Portugués con un 2 a 1 dio el batacazo de la fecha. Perdón, el Ramatganaso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada