lunes, 1 de agosto de 2011

Se cuelga de las paredes


Con un gol de Santiago “Spiderman” Feldman y otro de Damián Rodríguez, Venado triunfó por 2 a 0 sobre un tibio Macabi de La Plata que no encuentra el rumbo y transita sin pena ni gloria en esta Primera A.

El Venado comenzó bien la segunda rueda del torneo de Primera. El objetivo era ganar y lo consiguió por dos goles de ventaja ante un rival muy flojo y sin recambio. En el mediodía frío de Canning, los equipos que se enfrentaron en la primera fecha se volvieron a ver las caras. El local tenía 3 bajas muy importantes como los hermanos Beresten y Rodrigo Mazur, que son habituales en el 11 inicial de Adrián Janin. Los visitantes, también, venían con muchas ausencias y presentaron un equipo muy diferente al que arrancó el torneo, además, ni en Reserva ni en Primera tenían cambios para hacer, por lo que se les hizo todo muy cuesta arriba.
El encuentro comenzó como estuvo todo el día, muy frío. El equipo platense vino a buscar el empate y apeló a contragolpear, mientras que el conjunto de casa intentaba sin buenas ideas la apertura del marcador.
Santiago Feldman iba a intentar por la izquierda con una buena jugada individual, donde definió por bajo y esquinado, provocando la estirada del arquero para salvar su arco. Luego, Yannick Silnik pudo haber marcado el primer gol del partido, pero el remate se estrelló en el travesaño. Todo muy tranquilo y aburrido, hasta que Damián Rodríguez aprovechó un tiro libre cerca del área para clavarla como los que saben y estampar el 1-0. Con el gol las cosas no cambiaron mucho y los equipos fueron al descanso.
En el segundo tiempo, Venado golpeó rápido y sentenció el partido. Un error del arquero de Macabi de La Plata iba a permitir a Santi “Spiderman” Feldman marcar el 2-0, tras un mal pase con el pie del 1. El partido aburría a los pocos espectadores del estadio, la visita intentaba pero no generaba peligro y el Verde podía aumentar en cualquier momento.
Santi Feldman iba a tener una chance para anotar después de desbordar por izquierda, se perfiló a su pierna derecha y definió. Sin embargo, la pelota pegó en los dos postes y le quedo a Yannick Silnik, quien abajo del arco la mandó a volar. Dami Rodríguez estrelló un tiro libre en el travesaño como última acción del Verde, y el equipo de azul casi descuenta en la última jugada del partido, tras un corner que el 1 local atajó con alguna complicación.
El Venado volvió a ganar, se ubica por la mitad de tabla, sin peligro de nada y lejos de la punta. Macabi de La Plata, por su parte, es el equipo más cercano a Hebraica, hoy en Promoción, y por la falta de jugadores se le puede complicar el libreto para seguir en la A.
En Reserva, Venado arrancó con 8 jugadores, luego jugó medio tiempo con 10 y completo el equipo en el complemento. Así y todo se llevó la victoria por 3-1 con un dato curioso: dos de los goles del local fueron de Kevin Chait, el arquero del equipo que, por falta de gente, jugó de 9 y la rompió.

Por Damián Bonzani.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada