lunes, 8 de agosto de 2011

Lo pasó por arriba (en la tabla)


Con un doblete de Uriel Schwarzstein, Barkojba venció 2 a 1 a Macabi en Moreno y lo superó en la tabla de posiciones del Guidul. El descuento para el visitante había sido de Demián Liberman.

Atractivo partido se daba en Moreno entre Barkojba y Macabi, dos rivales que últimamente entregan duelos muy picantes. Los dirigidos por la “Bruja” venían con una inactividad de tres semanas tras el triunfo ante Hebraica, mientras que el “Macabeo” llegaba en baja luego de perder ante Csis el fin de semana pasado.
En el comienzo el local era un poco más y tenía las mejores situaciones de gol. Al visitante le costaba generar juego y sus aproximaciones más peligrosas eran a través de pelotas paradas, pero Bk abriría el marcador. Guido Ades armó una excelente jugada por izquierda y en vez de tirar al arco se la dio a Uriel Schwarzstein que estaba sin marca en el área para poner el 1-0.
Barkojba manejaba el juego con tranquilidad y su defensa no sufría grandes sobresaltos hasta que llegó la igualdad. Tiro libre cerca del área, una barrera mal ubicada y una gran precisión de Demi Liberman para decretar el empate.
En la segunda etapa el local siguió yendo a buscar el segundo y después de tanto insistir lo lograría. Uri aprovechó un rebote del arquero de Macabi luego de un tiro desde afuera del área para que Barkojba se adelante en el marcador. Minutos más tarde, el goleador de la tarde tuvo la chance de estirar el resultado y conseguir un hat-trick, pero falló desde los doce pasos.
Con el 1-2, Macabi fue desesperado a buscar el empate y puso contra las cuerdas a Barkojba un par de veces, pero los locales supieron mantener la ventaja y se llevaron una victoria muy valiosa. La fecha que viene, los de la “Bruja” visitarán a Las Brisas, mientras que los de Aubain recibirán al puntero, Cissab.
En el partido de Reserva, Macabi comenzó ganando con gol de “Tucho”, pero luego empató de tiro libre, Ezequiel Laist. Resultado que les sirve de poco a los dos en la lucha por alcanzar a Sosiego.

Por Guido Plotnik.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada