lunes, 1 de agosto de 2011

Cierra los domingos


Al parecer el arco de Csis en el encuentro con Macabi tenía el cartel de cerrado. Martín Krauthamer se atajó todo y Matías Alazraki en un destello le dio el triunfo a los de Monte Grande por la mínima. Los de San Miguel merecieron mucho más.

La figura descollante de Martín Krauthamer en el arco de Csis le arruinó toda posibilidad a Macabi de rescatar al menos un punto. Los de Monte Grande aguantaron como pudieron y con un golazo de su 9, Matías Alazraki, consiguieron la diferencia que al final del encuentro le daría tres puntos fundamentales.
Con la novedad de ver a Martín Kuperman y a Pablo Orbach en el banco, pero con la tranquilidad de tener arriba a Pablo Akawie y Demián Liberman, su entrenador, Beto Aubain, planteaba un partido abierto, con jugadores de buen pie y contando ya en los primeros minutos con buenas chances de gol.
A través de sus dos delanteros rubios, Macabi inquietaba y con la subida de Nicolás Grumberg por derecha y Martín Rosenstein por izquierda sometía a los de Monte Grande a replegarse cada vez mas en su campo, dejando como única opción de ataque a Matías Alazraki y al uruguayo Gastón Estala.
Una de las pocas oportunidades que tuvo Csis en la etapa inicial fue un cabezazo de Estala, que desvió el arquero y luego dio en el palo. Pero el dominio y las más claras seguían siendo de los azules.
En el complemento con el ingreso de Martin Kuperman, de los mejores jugadores de la categoría, Macabi comenzó a tener mucho mas peso en ataque. Hernán Tirabassi, central de Csis, tuvo una gran tarde y con sus cruces ayudaba a mantener el cero en el arco visitante.
El local intentaba e insistía contando con situaciones netas de gol. Liberman, Akawie, Kuperman y tantos más no podían vulnerar el arco de Csis, mientras se agigantaba cada vez más la figura de Martín Krauthamer.
En una jugada aislada, bochazo largo de Estala a la espalda de los centrales de Macabi y Alazraki explotó toda su velocidad, pasó a pura potencia a sus marcadores y definió a un palo ante la salida del arquero. Golazo, delirio y toda la gente de Monte Grande que invadió la cancha a festejar el gol, lo que generó el enojo del Toro Faiman que, en un correcto pedido, hizo que toda la parcialidad visitante pasara detrás del alambrado.
Ya con todo el equipo jugado en ataque y con el ingreso de Pablo Orbach para algún cabezazo salvador, los de San Miguel buscaban desesperadamente un empate que era totalmente merecido. Incluso Faiman se fue como centrodelantero pero no alcanzó.
Martin Krauthamer tuvo la tarde de su vida, Matías Alazraki aprovechó la única que tuvo y Csis se lleva para Monte Grande tres puntos clave para no perderle pisada a los de arriba. Mientras que Macabi se queda con las manos vacías en una derrota inmerecida, tuvo las más claras pero no las aprovechó. El resultado moral, sin lugar a dudas, deja a los azules como claros vencedores. Pero en el futbol lo moral poco importa y el resultado fue para el Combo.

Por Jonathan Steingard.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada