lunes, 4 de julio de 2011

Sigue sorprendiendo


En su primera vez en la A, Las Brisas sigue dando la sorpresa. Empató con Hacoaj y lo aguantó con 9 jugadores hasta el final del partido. Ah! Arrancó ganando con gol de Julián Estrada, pero Lucas Goldin le arruinó la fiesta.

En la previa Hacoaj debía ganar con comodidad por historia y peso especifico de sus jugadores, pero Las Brisas le faltó el respeto al último campeón y el desenlace terminó dejando un sabor dulce en el paladar del equipo blanquinegro.
El team de Tigre fue a visitar a Las Brisas y manejó bien la pelota en los primeros minutos del encuentro. La idea del local era cederle el balón a Hacoaj, replegándose bien atrás y salir rápido de contra. Todo planteo y táctica se distorsiona con una genialidad y esta no fue la excepción. Julián Estrada, que tuvo un partido fantástico, convirtió el golazo de la fecha: clavó una tijera de afuera del área que hizo vano el esfuerzo del 1 del Náutico y le daba la victoria parcial a Las Brisas.
Siempre es difícil mantener resultados con equipos tan grandes que poseen buenas individualidades y tras ciertos rebotes en el área Lucas Goldin a falta de 10 minutos para el cierre del primer tiempo clava el empate.
En el complemento, Hacoaj sufrió los constantes ataques de Julián Estrada, que a fuerza de gambetas complicó siempre a la defensa Jorge Cembal. Pero el Náutico comenzó a inclinar la cancha y contó con varias chances de gol que Joaquín Estrada, arquero local, supo contrarrestar.
A 15 minutos para el final se fueron expulsados Sebastián Halperin y Julián Estrada en Las Brisas y a pesar de la superioridad numérica, Hacoaj no volvió a quebrar la valla del conjunto de Zelaya.
El 1 a 1 le sienta bárbaro a Las Brisas que sigue consiguiendo buenos resultados y esta vez le frustró el triunfo al campeón con dos jugadores menos. En el final hubo tumultos entre los dos equipos, pero por suerte no pasó a mayores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada