viernes, 8 de julio de 2011

Segunda caída consecutiva


El Club Nautico Hacoaj volvió a ver la derrota en la décima fecha del torneo. Los puntos se los llevó el equipo local, el Ateneo Popular de Versalles, quien hasta el momento había ganado únicamente dos partidos. El Náutico cayó por tercera vez en lo que va del campeonato y busca levantarse para volver al triunfo.

El domingo Hacoaj se enfrentó a APV (Ateneo Popular de Versalles) y fue en busca del triunfo para mantenerse en el segundo puesto. Sin embargo, las rivales querían demostrar el crecimiento que habían logrado en equipo, que se estaban consolidando para dar pelea y entrar a los play off.
El partido de la ida había sido para las de Hacoaj, ganando por una diferencia de 10 puntos, siendo para ambos equipos el primer encuentro de la temporada.  El Náutico desde entonces sólo había perdido dos veces, mientras que las rivales habían conseguido únicamente dos victorias.
Pero como en todos los deportes, los partidos no se ganan con las estadísticas ni el que mejor llega. Se ganan jugando y dejando hasta la última gota de sudor en la cancha. Gana quien mejor plantea la estrategia de juego y quien nunca baja los brazos, aún, si creen que es imposible ganarlo.
Y eso hizo Versalles. Nunca se rindió. Hacoaj fue superior durante todo el encuentro. Al finalizar el primer tiempo, el tablero mostraba una diferencia de 12 Puntos. Pero las visitantes no encontraban una identidad de juego. Apostaron a las individualidades que tantas veces habían salvado un resultado, y dejaron de pensar en equipo. Se durmieron. Al segundo tiempo entró un equipo  confiado de que APV iba a cansarse y que lograrían cambiar la estructura de juego para sacar la diferencia deseada.
Pero la identidad nunca llegó. Las jugadoras no pensaban, se desesperaron y trataron de seguirle el ritmo a las de Versalles en vez de concentrarse en su propio juego. Las locales presionaron la salida de la pelota y lograron achicar cada vez más la diferencia. Hacoaj se desesperó y le salió caro.
Faltando 2 minutos el tablero mostraba una igualdad que ni las propias jugadoras podían creer. La hinchada de Versalles se ilusionó con un triunfo de su equipo, el mismo que había perdido un año atrás con Hacoaj por más de 100 puntos. Y no se equivocaron. Siguieron para adelante y lograron la victoria.
El cambio de entrenadora dejo sus huellas en el equipo de Tigre, y desde Miami, Gabriela Stolovitsky, mandó sus palabras de aliento para el equipo diciendo que “estoy segura que si ustedes vuelven a confiar en el equipo, a usar la cabeza, concentrarse, matarse en cada partido y a tener esas ganas de pasar por arriba al contrario, todo se va a revertir”. Añadió que ella sabe el equipo que dejó, y de verdad a la vuelta espera encontrarse con el mismo. También tuvo tiempo de decir algunas indicaciones técnicas: “Acuérdense siempre cuando cada una entre a la cancha que necesitan tener orden en el juego y que cada una tiene que tener claro cuál es su función dentro de la cancha. Ninguna tiene que sentir que tiene que salvar al equipo”.
Las jugadoras esperan poder revertir la situación de estas dos derrotas al hilo el 16 de Julio que se enfrentan a River por una fecha suspendida, en donde el ganador se quedará con el segundo puesto.

Por Melina Kaler.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada