martes, 21 de junio de 2011

A no bajar los brazos


El último campeón de la liga de cestoball cayó ante el Club Sportivo de Villa Ballester, por la octava fecha, en una jornada caliente. Hacoaj perdió su segundo partido, ubicándose así a un punto del puntero, Club Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque. El próximo encuentro es frente a River, quien está segundo junto al Náutico y no podrá regalar ni un punto más.

El domingo 12 de junio de junio Hacoaj visitó al Club Sportivo de Villa Ballester, en donde buscaba una victoria para mantenerse en la cima de la tabla. Por su parte, las locales necesitaban ganar para prenderse en la lucha. El encuentro fue para Ballester, quienes entraron a la cancha decididas a revertir lo sucedido en los últimos encuentros. El Náutico había ganado el último encuentro disputado, en donde los insultos hacia las jugadoras no tardaron en llegar y las de Ballester soltaron su bronca en contra de las de Hacoaj. La historia entre ambos equipos siempre fue conflictiva, con expulsiones, agresiones y peleas entre las jugadoras y a veces con las hinchadas también.
El Náutico entró muy tranquilo a la cancha, dispuesto a realizar su juego y no permitir que los golpes de sus contrarias impidieran lograr el objetivo. Sin embargo, la tranquilidad se convirtió en una siesta, y las jugadoras hicieron un mal primer tiempo, donde las cosas no parecían poder revertirse. Por su lado, el club alemán siguió con su modalidad de juego, continuando con las agresiones y haciendo valer su condición de localía con un juego simple y concreto.
En el complemento Hacoaj mejoró en su juego, pero la cantidad de faltas de las jugadoras condicionaron a la entrenadora, Gabriela Barleta y a las propias chicas, haciendo que el partido se ensucie cada vez más y el juego vuelva a desmejorar. Las chicas del Náutico recibieron 4 amarillas, mientras que las locales, a pesar de haberle roto un diente y dejar sangrando la nariz de una de las chicas del club de Tigre, solo vieron 2 tarjetas, y ambas, fueron por discutir.
Los últimos 3 minutos de partido fueron intensos. Ballester iba 6 puntos arriba y Hacoaj fue con todo a buscarlo. Las locales movieron la pelota sin tirar al aro, y haciendo que el Náutico se llenara aún más de faltas, dejándolas en el último minuto sin chances concretas de revertir el resultado.
La chicharra sonó, y tablero mostró el triste 106-98 final. Los insultos continuaron a pesar de que ya tenían ganado el partido, discriminando a una jugadora de Hacoaj, quien tuvo que ser controlada por el preparador físico, Walter Bayer, para que no haya mayores repercusiones.
Esta historia no va a terminar acá, y Hacoaj espera con ansias el partido por la vuelta, para demostrarle a Ballester, que un gran equipo es más que el juego sucio.

Formación: Bonessi Paula, Izrael Estefania, Stein Carolina, Braver Micaela, Dziencielsky Veronica, Romina Danziger, Luchansky Andrea, Ferrari Ana Laura, Kaler Melina, Berestovoy Solange, Carballo Gimena, Pascual Carla.
Entrenadora: Gabriela Barletta.
Preparador físico: Walter Bayer.

Por Melina Kaler.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada