jueves, 16 de junio de 2011

Cicatrizó las heridas


El equipo de la Bruja Grimberg se recuperó tras el mar arranque y lleva 4 victorias al hilo. Barkojba repuntó de la mano de Ades y Saal, que marcaron entre los dos 13 goles en 4 partidos.

Los de Moreno parecían no encontrar el rumbo. Empezaron el campeonato perdiendo con Barkojba Azul y luego entraron en una irregularidad de triunfos y derrotas, tal es así que en el Guidul nunca empataron, contando con 5 halagos y 4 tristezas.
El equipo tocó fondo cuando Hacoaj lo goleó y superó en todas sus líneas por 5 a 0 en la 5º fecha, pero ese encuentro fue el punto de inflexión para el despegue. Se dice que para subir primero hay bajar y así fue, Bk empezó a escalar posiciones a pasos agigantados a fuerza de victorias y a través de sus dos mejores jugadores: Guido Ades y Ezequiel Saal.
Los dos puntas del equipo de la Bruja fueron los principales artífices de la remontada. Entre ambos marcaron 13 goles en 4 encuentros (Ades marcó 6 y Saal anotó 7) colocando al equipo de Moreno a 7 unidades de la punta que hoy por hoy disfruta el Náutico.
En la 10º jornada Barkojba se enfrentará con Macabi de La Plata, un equipo irregular, que no se adapta a la máxima categoría y una presa que hoy por hoy es bastante vulnerable. Al team platense le anotaron 15 goles en tan solo 4 partidos, exactamente la misma cantidad de tantos que poseen los dos artilleros de último subcampeón. El Tanque marcó 7, mientras que Goleador 2010 de FACCMA infló la red en 8 oportunidades.
El técnico de la Selección sacó a flote al equipo, encontró una regularidad que lo deja tranquilo y un buen colchón de puntos que lo pueden depositar a terminar entre los cinco primeros para cuando arranque el receso de invierno. Por el momento, las heridas del comienzo del Guidul ya cicatrizaron.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada