viernes, 22 de octubre de 2010

¿A ganar o a no perder?


El empate en uno se hizo presente en un partido donde Cissab y Venado buscaron la victoria. La nota negra de la noche la dieron los árbitros: solo dos se presentaron a dirigir el match.

Cissab recibía en su cancha a El Venado por una fecha postergada del fin de semana largo, en el que ambos equipos no podían jugar.
El partido estaba por comenzar, cuando los técnicos de ambos equipos hablaron con los árbitros para pedir colaboración, ya que solo llegaron dos a Tristán Suárez. La verdad, una vergüenza, es más, si recordamos, este partido fue suspendido hace dos semanas por que los colegiados no estaban informados del partido, que estaba programado 10 días antes. 
Con todas estas adversidades mediante, el partido se disputó y fue un empate 1-1. El primer tiempo fue más dedicado a las protestas a los hombres de negro, mucha fricción y pocas llegadas. Sin embargo, el local iba a ponerse en ventaja a la salida de un córner. Fueron dos cabezazos en el área, los visitantes tomaron mal las marcas y terminó siendo gol en contra de Elián Hambra.
El encuentro siguió en la misma tónica hasta el minuto 42, cuando uno de los árbitros estaba por amonestar, y echar por que estaba con amarilla, a Kevin Silva, cuando vio una patada de parte de un jugador local. Resultado, un expulsado por lado.
En el segundo tiempo, los dos equipos con 10, iban a notar el cansancio en una cancha extremadamente ancha. El equipo de Adrián Janín, que fue expulsado en el primer tiempo en la misma jugada de las expulsiones, fue a buscarlo más adelante y tuvo un par de chances. Pero, la más clara fue para Kevin Lubiniecki, mano a mano con el arquero visitante, quiso picarla y le salió ancha por el costado, ahí la agarró Gastón Yabes, le dio un pase a Santiago Feldman que, desde mitad de cancha, eludió a tres rivales y la tocó sutilmente a la salida del arquero Martín Rosa. El verde lograba el empate con un gol maradoniano de su delantero.
A partir de ahí, Feldman luego del gol se enchufó y estuvo intratable, tuvo dos chances claras que salieron rozando el travesaño. Las chances de Venado aumentaron y Eric Beresten metió un cabezazo que hacía lucir al arquero local. Su hermano, Kevin, tuvo un remate de lejos que Rosa contuvo en dos tiempos. Cissab estaba al borde del K.O., pero “Lubi” tuvo en sus pies el 2-1, quedó mano a mano con Damian Bonzani, parecía que el arquero se iba a quedar con la pelota, pero le quedó al 10 naranja y, a puerta vacía, falló increíblemente el gol de la victoria.
En el final, los dos equipos atacaron pero cuidando su retaguardia, fue para uno, fue para otro, el empate estuvo bien para dos equipos que quisieron ganar pero terminaron jugando para no perder.
El equipo de Tristán Suárez quedó cuarto con 35 puntos, mientras que Venado se ubica sexto con 31 unidades.

Por Damián Bonzani.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada