lunes, 20 de septiembre de 2010

Llenalo con Ades

BK fue más punzante y logró llevarse tres puntos clave en un partido más que vibrante. El Tanque Ades fue figura y fundamental. Mirre sigue sin levantar y empieza a usar la calculadora.

Se esperaba un lindo encuentro en la calurosa tarde de Moreno. Por un lado el local, Barkojba, segundo a tres puntos de Hacoaj y con la necesidad de triunfar para no perderle pisada al puntero y por otro lado, Mi Refugio, con ausencias como la de Nainudel, luchando en la zona baja y urgente de puntos.
El equipo de “La Bruja” repitió esquema y nombres del partido frente a Hebraica, mientras que el Verde salió a copar la mitad con un novedoso 4-5-1. El partido arrancó áspero y sin volumen de juego, pero de a momentos el local, de la mano de su gran figura Guido ‘’El Tanque’’ Ades, tuvo las mejores oportunidades en la primera etapa, inclusive un penal, que luego de una buena jugada del delantero, desaprovecharon y se quedaron con el grito en plena garganta. Baredes, el dueño del arco del equipo de Caning se mostró muy sólido y tapó innumerables pelotas de gol. Pero Barkojba creaba varias jugadas de manera asociada que empezaban a inclinar la cancha aunque fallaba en la puntada final. Mi Refugio sólo asustaba con pelotas detenidas que complicaban a Kot y compañía.
Promediando el primer tiempo luego de una serie de toques entre Ades, Saal y Tabak, llegaría el primer desahogo para la gente de Moreno. Si bien la jugada se ensució por un par de rebotes, el Tanque, con una linda definición por arriba de la humanidad de Baredes abrió el marcador. Se irían al descanso con una merecida ventaja a favor del local.
En los segundos cuarenta y cinco minutos, Barkojba siguió llegando al arco rival con facilidad, pero sin tanta precisión en los últimos metros. A Mirre le seguía costando crear juego, pero el local erraba mucho y los goles que no se meten en un arco, entran en el otro, se dice.
Luego de un pelotazo desde la mitad de la cancha que agarró mal parada a la defensa local, Martin “Pachorra” Grinberg enfrentó a Brian Museri, y éste le cometió un claro penal a falta de 5’ para el cierre del partido. Para colmo de males se fue expulsado por último recurso (error del juez ya que cerraba Gelbaum). Manteca fue quien se hizo cargo de la ejecución. Agarró la pelota  pero tiró el penal a las nubes. Alivio para los de Moreno.
Mi Refugio quedó destruido anímicamente y se puso en plan kamikaze. Dejó dos en el fondo y empezó a bombardear de pelotazos el área rival, sabiendo que la contra podía ser letal. Y lógicamente, el local aprovechó para liquidar el pleito. Ezequiel Saal mediante una jugada individual primero y luego aprovechando un rebote, marcó los restantes goles de una goleada que en la cancha no fue tal, aunque cierto es que el equipo de la Bruja mereció algo más que el elenco visitante.
Barkojba sigue por la senda ganadora, ya acumula 10 partidos invicto (7 victorias y 3 empates) y se perfila como el principal contrincante de Hacoaj en la lucha por el título. Por su parte, Mi Refugio se encuentra muy complicado y de acá al final del certamen cada partido será una final en su lucha por no descender.

Detalle del partido:
Formación de Barkojba: Brian Museri, Alejandro Mizraji, Gabriel Kot, Federico Gelbaum, Diego Museri, Guido Plotnik, Ezequiel Saal, Santiago Sznajderhaus, Germán Beigelman, Guido Ades y Sebastián Tabak.
Cambios de Barkojba: Kevin Museri x Sebastián Tabak (ST), Damián Beigelman x Germán Beigelman (ST) y Cristian Pelliza x Federico Gelbaum (ST).
DT: Fabián ‘’Bruja’’ Grimberg.
Formación de Mi Refugio: Baredes; Neimoguen, Grinberg, Olub, Chillik; Sawicki, Hirsch, Ferreira, Baredes, Limansky; Grinberg.
Cambios de Mi Refugio: Ferreira x Chillik (ST)
DT:
Cancha: Barkojba
Goles: Ezequiel Saal (2) y Guido Ades.
Expulsado: Brian Museri (37 min ST)
Figura del Partido: Guido Ades (BK).
Árbitro: Regular (Bien cobrados los dos penales, pero no debió haber expulsado al arquero de Barkojba. Se habló bastante y el juez tuvo que haberlo impedido de alguna manera).
Calificación del partido: Bueno (Futbolísticamente no fue agradable, pero la emotividad lo convirtió en un buen partido. Un gol, una expulsión, un penal errado y un par de tantos más para terminar).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada